Viernes, 03 Abril 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Los analistas lo atribuyen a la crisis policial, los cortes de energía y la sensación de ausencia de la presi. Mientras el país enfrenta varios frentes de crisis, da la impresión de que estamos en manos del violento de Jorge Todo Terreno Capitanich. El Gobierno tiene un 58,4% de desaprobación y un 30,6% de aprobación. Otra consultora le da un 45% de apoyo a la gestión.

Lejos quedó el idilio de octubre, cuando la enfermedad y la convalecencia dispararon la imagen positiva de Cristina La Muchacha Progre Kirchner, aun con la derrota electoral como pesado telón de fondo. Lejos quedó también el baño de expectativa que acompañó su regreso, con ministros nuevos y desplazamientos largamente esperados. Lejos de aquellos escenarios (tan cercanos en el tiempo), el fin de año encuentra a la Presidenta y al Gobierno en otra fase crítica de su vínculo con la opinión pública.

Divorcio entre la política y los problemas "de la gente", sensación de abandono y ausencia del Estado, una Presidenta cada vez más replegada y una imagen que, como mínimo, cae a los niveles previos a octubre. Los elementos se combinan en el diagnóstico de cuatro analistas de opinión pública consultados por la nación para abordar el legado de un diciembre complejo (también) en términos de imagen presidencial.

"Hoy la opinión pública percibe un gobierno ausente. Hay una pérdida en gestión y en imagen asociada a esa percepción", planteó Mariel Fornoni, de Management&Fit. La última medición de su consultora, previo a las protestas por los cortes de luz, registró un 58,4% de desaprobación y un 30,6% de aprobación del Gobierno. "Más que caída hubo una vuelta a los niveles de todo el año, con excepción de la suba circunstancial por la enfermedad", advirtió Fornoni.

La analista volvió sobre la idea de ausencia. "La gente siente que nadie toma decisiones sobre temas que le preocupan. De nuestros relevamientos surge que no saben dónde está Cristina, si está de licencia, si está de vacaciones, si la reemplaza el vicepresidente, Amado Boudou o el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. No está claro quién está a cargo", ahondó. Fornoni completó el panorama con la expectativa que generó el recambio de ministros. "El capital de Capitanich se evaporó a la semana y Axel Kicillof no pasó de decir que va a vigilar los precios y de recargar las compras con tarjeta de crédito. Desde expectativas altas, la caída es mayor", graficó.

También Graciela Römer jugó con la pérdida de imagen positiva en el último tramo de 2013. "Para el Gobierno, el año tendría que haber terminado hace un mes, cuando se registró una nueva caída en la imagen asociada a la violencia derivada de la crisis de las fuerzas de seguridad primero y al fuerte malhumor social por la crisis del sistema eléctrico después", precisó. "Definitivamente, los cortes de energía impactan en la retracción de la imagen del Gobierno", añadió Römer. Y remató: "Aunque la responsabilidad [por los cortes] es compartida entre el Gobierno y las empresas, una población en estado de indefensión siempre es responsabilidad del Estado".

También Poliarquía Consultores registró el vaivén en la imagen presidencial. Según sus datos, Cristina Kirchner comenzó 2013 con una aprobación de más del 50% y termina el año con un 45% de apoyo.
Para Carlos Germano, de Carlos Germano y Asociados, la caída de la imagen presidencial se explica por una ruptura de la política con la sociedad. "Hay un divorcio muy fuerte entre la política y lo que le pasa a la gente", apuntó. El politólogo aseguró que el Gobierno "está sintiendo fuertemente el impacto negativo" de varios frentes a la vez. El grado de anomia es tal que, más allá del tema del que se trate, el reclamo es al gobierno nacional", advirtió.

Rosendo Fraga, de Nueva Mayoría, opinó que Cristina Kirchner "termina el año con su imagen afectada por los efectos de la crisis social que está viviendo la Argentina". Coincidió con sus colegas en que la imagen de la jefa del Estado "se había recuperado con motivo de la enfermedad", pero que "se perdió desde su regreso". Mencionó como mojones de ese proceso la seguidilla de levantamientos de las policías provinciales, la "ola de saqueos" y las protestas por los cortes de luz. Fraga se detuvo en la reacción del Gobierno a los embates de la coyuntura. "La estrategia de adjudicar estos hechos a intentos de desestabilización no es convincente para la gente", sentenció. Y completó: "No lo fue tampoco el tono festivo de la conmemoración de los 30 años de democracia cuando moría gente por los saqueos". Señaló, además, que la Presidenta "se replegó dejando el costo de esta etapa en manos del jefe de Gabinete", pero advirtió que esa delegación "no la ha preservado demasiado".
Por E. Simón
El diario oficialista San Juan Times, afirmó que el cantautor cubano no viene a por problemas de agenda. Lo cierto es que el trovador fue informado sobre las prácticas imperialista que se realizan con la minería contaminante en la provincia y ordenó a su representante dar marcha atrás a la fecha que estaba casi confirmada.

Dante Cultura Para Todos Elizondo confirmó a Tiempo de San Juan (San Juan Times) que a pesar de las gestiones realizadas para que el trovador cubano Silvio Rodríguez toque en la Fiesta del Sol 2014, el asunto no será posible. Al parecer el maestro no tranzó y dejó plantado al Gobierno con sus miles. La hermana del cantautor, que maneja su agenda, le confirmó que recién en marzo estará iniciando una gira latinoamericana.

Excelente noticia para cerrar el año: NO VIENE SILVIO RODRIGUEZ a la Fiesta del Sol. El País Diario lamenta por un lado que no podamos disfrutar de un espectáculo impresionante, pero celebra que el artista no se preste a tocar para este gobierno de entregadores del patrimonio, concentradores de riquezas y cipayos del imperialismo. Es curioso, el 2013 termina con una noticia insuperable.
Acá algunas de las causas judiciales que más inquietaron al Gobierno durante 2013. Un repaso por las investigaciones que tuvieron como protagonistas a Boudou, Báez, Jaime, Gils Carbó, Menem y Moreno. Elenco selecto si los hay.

¿Qué tienen en común el vicepresidente Amado Boudou, el empresario Lázaro Báez, el ex funcionario Ricardo Jaime, el ex mandatario Carlos Menem, el jefe del Ejército, César Milani, la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno? No son sus lazos con el kirchnerismo. Tampoco, sus vínculos con las aéreas de poder más sensibles. Menos, sus cuestionados pasos por la función pública. El 2013 los unió en el lugar menos deseado (o esperado): los tribunales de la Justicia. Todos ellos protagonizaron las causas judiciales más resonantes de los últimos doce meses.

Más allá de los nombres personales involucrados en algunos de los expedientes que más inquietan a la Casa Rosada, el Gobierno encontró este año definiciones clave en sus principales batallas judiciales: el fallo de la Corte Suprema a favor de la constitucionalidad de la ley de medios, la lanza del oficialismo para "desguazar" al Grupo Clarín, y el rechazo del máximo tribunal a la reforma de la Justicia, impulsada por Cristina Kirchner. Además, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, declaró "improcedente" el recurso de amparo presentada por la comunidad judía contra el memorándum de entendimiento firmado entre la Argentina e Irán para investigar el atentado a la AMIA. El intenso año judicial se reservó el desenlace de una causa emblemática para el final: la Justicia absolvió al ex presidente Fernando de la Rúa y a todos los acusados en el escándalo por el presunto pago millonario de sobornos para aprobar la ley de reforma laboral, en el año 2000.

Lázaro, levántate y confiesa
El nombre de Lázaro Báez, elprincipal beneficiario de la obra pública en la Patagonia, ascendió en abril pasado por las escalinatas de los Tribunales de Comodoro Py, tras una denuncia por presunto lavado de activos efectuada en el programa televisivo Periodismo para Todos . El juez federal Sebastián Casanello tomó las riendas del caso para investigar la supuesta ruta de dinero que pasó por la financiera SGI, conocida como "La Rosadita", por donde se sospecha que se giraba al exterior dinero del empresario kirchnerista. El empresario kirchnerista también integró las fojas de otros expedientes judiciales vinculados con supuestos hechos de corrupción.

El fiscal federal José María Campagnoli, ahora suspendido por su actuación en el caso, pidió su declaración indagatoria por presunta extorsión contra Federico Elaskar, quien había denunciado presiones de Báez para vendiera la financiera SGI. En medio del avance de las investigaciones periodísticas, la diputada nacional Elisa Carrió denunció que el dueño de Austral Construcciones tenía bóvedas con dólares, armas y documentos en su chacra de Río Gallegos. Tras un conflicto de competencias, el expediente se unificó con la causa que lleva adelante Casanello. Pero un nuevo capítulo judicial que tiene al empresario patagónico como protagonista se inició antes de que finalizara el año. Luego de que LA NACION revelara los negocios de Báez con los hoteles del matrimonio Kirchner, se abrió un expediente en la Justicia por presunta evasión tributaria de las firmas Austral Construcciones SA e Idea SA.

Tan odiado como Amado
Cada vez más complicado en el Caso Ciccone, el vicepresidente Amado Boudou tendrá pocos motivos para brindar con su novia, Agustina Kampfer. El ex ministro de Economía sufrió un revés tras otro en los tribunales de Comodoro Py. Durante el 2013, el juez de la causa, Ariel Lijo, primero, y la Cámara Federal, después, rechazaron su pedido de sobreseimiento en el caso. Además, la Cámara de Casación rechazó el planteo de nulidad que hizo Alejandro Vanderbroele, el supuesto testaferro del presidente del Senado. En el último mes del año, las revelaciones de la familia Ciccone, dueña de la ex calcográfica a la que habría beneficiado el ex ministro de Economía, complicaron aún más su situación judicial.

Ricardo Jaime, el primer navegante en el mar de la corrupción
Fue el primero en ser atrapado con las manos en la masa. Para Ricardo Jaime éste no fue un año más. Durante el transcurso de 2013, el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, estuvo prófugo una semana, se convirtió en un habitué de los tribunales de la Capital Federal y de la provincia de Córdoba y, como corolario, fue condenado a seis meses de prisión por ocultar pruebas. Jaime estuvo cerca de ser el primer funcionario kirchnerista en ir a prisión. El juez Claudio Bonadio procesó en julio pasado al secretario de Transporte y dispuso su prisión preventiva por una presunta estafa vinculada con la administración de un contrato para realizar mejoras en el ferrocarril Belgrano Cargas. Sin embargo, los jueces de la Sala I de la Cámara Federal, Eduardo Farah y Jorge Ballestero, revocaron su captura y dispusieron su exención de prisión.

Ricardo Jaime estuvo prófugo de la Justicia durante siete días. Bajo el sol primaveral en las sierras cordobesas, Jaime escuchó su primera condena respecto del abanico de causas que enfrenta en la Justicia. El Tribunal Oral Federal N° 2 (TOF2) de Córdoba, lo condenó a seis meses de prisión en suspenso por el delito de sustracción de documentos, en una investigación por enriquecimiento ilícito. Jaime, además, enfrenta una veintena de causas por corrupción. ¿Las más avanzadas? Las investigaciones por supuesto enriquecimiento ilícito y presunto delito de dádivas y los cargos que se le imputan por la tragedia ferroviaria en la estación Once -el caso está cerca del juicio oral-. El ex funcionario, además, sumó este año un nuevo expediente a sucosecha personal: el fiscal federal Carlos Rívolo pidió que sea indagado por el delito de peculado. Según Rívolo, el ex funcionario utilizó como si fuera su dueño dos automóviles que estaban destinados al control de obras públicas.

Gils Carbó, una designación a la derecha
En mayo pasado, el fiscal federal Guillermo Marijuan, quien investiga a Báez por supuestas maniobras de lavado de dinero, denunció a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, su jefa, por el presunto nombramiento ilegal de fiscales interinos y "ad hoc". Luego de que Casanello cerrara el expediente, la Cámara Federal ordenó la reapertura de la causa. El caso generó una interna feroz entre Gils Carbó y Marijuan. El fiscal pidió su declaración indagatoria por las designaciones, mientras que la procuradora general lo recusó y lo acusó de "arbitrario y parcial". Días atrás, Casanello rechazó la recusación presentada por la jefa de los fiscales y confirmó a Marijuan para que la investigue por la designación irregular de Carlos Gonella al frente de la Procelac. Al mismo tiempo el magistrado sobreseyó a la funcionaria judicial por el nombramiento de otros 44 fiscales subrogantes y ad hoc y a los propios designados.

Tarjeta Roja: el fiscal Campagnoli, que investigaba a Lázaro Baez fue suspendido
El Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público suspendió días atrás al fiscal José María Campagnoli, cuestionado por Gils Carbó por su actuación durante la investigación contra Lázaro Báez. La decisión generó el inmediato rechazo de todo el arco opositor y de los representantes del Poder Judicial. Campagnoli no se quedó de brazos cruzados y presentó un recurso de amparo para que se levante la suspensión en su contra. La Justicia rechazó el pedido. El mismo tribunal que lo suspendió deberá decidir el año próximo si lo destituye definitivamente.

Milani, un Jefe del Ejército con un pasado oscuro
La designación de César Milani como jefe del Ejército estuvo signada por la polémica. Poco después de que Cristina Kirchner impulsara su ascenso como teniente general, surgieron las primeras denuncias por su presunta vinculación con la represión ilegal durante la última dictadura militar. Milani está acusado de participar en la detención ilegal y secuestro de Ramón Olivera y su padre en La Rioja. En tanto, la familia de Oscar Schaller responsabilizó al jefe del Ejército de la privación ilegítima del periodista riojano. También está denunciado por la desaparición forzada del conscripto Alberto Ledo, en abril de 1976, durante el Operativo Independencia. Además, Milani debe lidiar en los Tribunales con una causa por supuesto enriquecimiento ilícito, que se originó a raíz de la denuncia de algunos dirigentes de la oposición

Menem, castigado a prisión pero en casita
Recluido en su tierra natal, Carlos Menem no guardará los mejores recuerdos del 2013. El riojano se convirtió en el primer presidente constitucional argentino en recibir una pena de prisión por un hecho grave de corrupción. En marzo pasado, la Cámara de Casación Penal condenó al ex mandatario como coautor del contrabando de armas a Croacia y a Ecuador. Meses después, el Tribunal Oral en lo Penal Económico N° 3 fijó la pena para el ex presidente: siete años de prisión. Además, condenó a cinco años y medio al ex ministro de Defensa, Oscar Camilión. La sentencia se hará efectiva cuando el fallo quede firme, ya que la defensa de los acusados presentó una apelación. El ex jefe de Estado fue condenado tras 18 años de investigación por el envío ilegal de 6000 toneladas de armas del Ejército a Ecuador y Croacia durante la década del 90. La alianza de Menem con el kirchnerismo en el Senado fue un escudo de protección para el ex presidente ante los pedidos de desafuero que realizó la oposición.

Guillermo Moreno, becado en Italia mientras acá sigue la causa en su contra
Desde su "exilio político" en Italia, Guillermo Moreno no hará un buen balance de su año. No sólo se produjo su salida del Gobierno -renunció como secretario de Comercio Interior- sino que, además, la Justicia lo procesó por sus abusos en defensa de la inflación que mide el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). El juez federal Claudio Bonadio entendió que el por entonces secretario de Comercio aplicó "fortísimas multas" a consultoras privadas que medían la inflación con el único propósito de "silenciarlas".
Nora Cortiñas, militante y defensora de los derechos humanos y cofundadora de la Madres de Plaza de Mayo y Pérez Esquivel, Premio nobel de la Paz por su compromiso ciudadano durante la dictadura militar argentina, hablaron del retorno de la "obediencia debida"; también la oposición cuestionó la designación del militar y afirmaron que Milani le garantiza al Gobierno "la partidización del Ejército".

Un día después de que el Senado aprobara el pliego de César Milani, la controversia por el ascenso del jefe del Ejército se recalentó ayer, justo antes de que la Presidenta formalizara la promoción del militar, acusado de crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura. Una vez más, el tema volvió a generar diferencias entre los organismos de derechos humanos, incluso en el interior del oficialismo, y una defensa cerrada de parte del Gobierno, que insistió en que las acusaciones contra Milani no están comprobadas.
Nora Cortiñas,
Madres de Plaza de Mayo.

Una de las críticas más duras contra el ascenso del militar provino de la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, quien sostuvo que le dieron "asco" los senadores que votaron a favor. "Lo de ayer [por anteayer] fue un retroceso. Un irrespeto total a la lucha de más de 30 años que llevamos los organismos de derechos humanos", dijo Cortiñas en declaraciones radiales. La dirigente respaldó la postura del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que objetó el pliego, y sentenció: "Es un retroceso para la democracia. Volvimos a la obediencia debida".

Adolfo Pérez Esquivel,
Premio Nobel de la Paz.
El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel utilizó conceptos similares. "Es muy grave que el kirchnerismo, con obediencia debida, haya nombrado a Milani jefe del Ejército Argentino sin que se investiguen las acusaciones", sostuvo en un comunicado, y después agregó: "El mejor argumento que esgrimieron los oficialistas es que «así lo pide la Presidenta»". En la misma línea, el senador Ernesto Sanz sostuvo que el ascenso de Milani es "un grave retroceso para el sistema democrático". El presidente de la UCR consideró que el militar "le garantiza al Gobierno la partidización del Ejército". También el jefe de bloque del radicalismo en Diputados, Mario Negri, cuestionó la decisión del oficialismo. "El kirchnerismo ha decidido bajar las banderas de la defensa de los derechos humanos para encumbrar en el Ejército a un militar profundamente cuestionado por su posible participación en actos aberrantes", dijo.

Del otro lado de la polémica, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, volvió a defender el ascenso del militar y sostuvo que no significaba una contradicción con la política de derechos humanos del Gobierno. "Construimos una política de derechos humanos durante todos estos años, de la que nos sentimos orgullosos. Se construyó con el impulso del Gobierno y con el acompañamiento permanente de los organismos de derechos humanos, y no veo contradicción alguna en ese sentido", señaló a radio Vorterix, que maneja el progre Mario Pergolini. El funcionario consideró que las denuncias contra Milani "no tienen ninguna comprobación judicial" y destacó que "el procesamiento de cualquier ciudadano depende de una decisión" de la Justicia. Rossi señaló que el Poder Ejecutivo "nunca ascendió ni abonó el tratamiento de un ascenso a ninguna persona involucrada en situaciones de procesamiento judicial" y, al respecto, recordó que el ex jefe del Ejército Roberto Bendini había sido pasado a retiro luego de que se dictara su procesamiento.

Otra que respaldó a Milani fue la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. En su defensa del jefe del Ejército, la dirigente cuestionó, sin nombrarlo, al presidente del CELS, Horacio Verbitsky. "Los que se equivocaron con Milani son los mismos que dijeron, muchos de ellos, algún periodista, que no había que nombrarlo a Bergoglio papa porque había secuestrado algunos sacerdotes. En vez de secuestrarlos a uno lo salvó, ese que lo salvó salió a hablar y dice: cómo que me secuestró, me salvó. Así que se equivocó, se equivocan, y mucho", dijo durante la habitual ronda a la Pirámide de Mayo.

Milani, un hombre que supo apuntalar a los carapintadas
que atentaron contra la democracia durante
el gobierno de don Raúl Alfonsín.
La votación del Senado expuso también una nueva voz disidente en el oficialismo. La legisladora porteña Gabriela Cerruti, del partido de Martín Sabbatella (Nuevo Encuentro), se distanció de la decisión del Gobierno: "Qué pena más grande que hayan aprobado el pliego de Milani. Nada volverá a ser lo mismo".
Profesionales de la salud, agrupados en los gremios Asprosa y el Sindicato Médico, se movilizan por mejoras salariales tras haber rechazado el plus ofrecido por el Gobierno que encabeza Sergio Pez Uñac.

Ante el Ministro de Salud, Oscar El Seco Balverdi, estánreclamando desde hace tiempo mejoras salariales, laborales y el pago del 82% móvil. Además solicitan que se cumpla con el régimen de carrera, que no se modifique la ley 2.580, que es la que reglamenta sus tareas y la obtención de un incremento en sueldos. Asprosa ha convocado a un paro de actividades. Asimismo piden abrir paritarias con el Gobierno de José Luis El Vale Todo Gioja que, según dicen sus estrechos colaboradores, monitorea todo desde el Hospital Italiano.