Viernes, 05 Junio 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Por E. Simón 
La comisión organizadora de la Fiesta Nacional del Sol ya comenzó los contactos para disponer de una gran estrella en la noche final de una edición de la fiesta más popular de los sanjuaninos, quecuesta una camionada de guita y poco aporta. Según lo informó uno de los diarios del hijo del gobernador, la noche del 22 de febrero en la quebrada de Zonda actuaría el cubano Pablo Milanés, un revolucionario que no tiene drama en venderse al Capital.

Es uno de los fundadores de la Nueva Trova Cubana y fue muy amigo de Silvio en los comienzos de sendas carreras, allí por aquellos años en que la Revolución Cubana gozaba de un idealismo sobrevaluado. ¿Quién no cantó alguna vez los clásicos del cubano trancero éste, tal el caso de AñosYo no te pido, Amo esta isla, Yolanda y Pobre del cantor? Es más, invito al curioso lector a escuchar la canción citada al final de esta nota. En Pobre del cantor se podrá encontrar un rosario de contradicciones entre lo que canta Milanés y lo que está a punto de hacer ahora: negociar con el Capitalismo Imperial. Pobre guaso, debe sentir algo muy similar a lo que debe haber experimentado el diputado Bustelo al enfilarse en el modelo extractivista minero trasnacional.

De cerrar con el esperpento cubano, don Pablo Milanés, la organización de la aclamada Fiesta del Sol, ya tendría cerrados los números musicales de cada una de las noches. Los que vienen son:
 - La Fiesta y Pelusa subirán a escena el 18 de febrero para destrozar el legado de Ludwig van Beethoven.
- Ciro y Los Persas intentará afinar el 19 de febrero.
- Juanes ofrecerá toda su mediocridad poética el 20 de febrero.
- Peteco Carabajal, uno de los máximos compositores del folclore actual, tocará el 21 de febrero para seguir destruyendo su derrotero y volverá a negociar con el modelo megaminero.
 - Pablo Milanés actuaría en la noche de cierre, el día 22 de febrero, en el Autódromo El Zonda.

Sábado, 04 Enero 2014 11:13

De la Economía a la Neuroeconomía

Por
Por Luján Garibaldi 
Modernos hallazgos que vienen de las neurociencias describen una racionalidad humana mucho más compleja y lejana de la que hoy tomamos como base para modelizar la toma de decisiones en economía. ¿Cambio de paradigma en las ciencias económicas ?

Fueron los neoclásicos los que formalizaron, matemática mediante, los modelos económicos (de equilibrio parcial y de equilibrio general) que han perdurado hasta la actualidad. Supone una racionalidad maximizadora de beneficios / minimizadora de costos bastante extrema, siempre en lo que respecta a nuestra tarea de tomar decisiones económicas en función del dilema recursos escasos versus necesidades infinitas.
Asi se fundamentaron para darle formato científico / matemático a ideas pre-existentes, como por ejemplo las que venían postulando Adam Smith y David Ricardo -entre los principales de la llamada Escuela Clásica en economía-, ideas que habían tomado auge principalmente con la 1ra Revolución Industrial (siglo XVIII), cuando se empezaron a formar los estados naciones y las economías de mercado que aún hoy perduran.

Quizás Keynes y sus seguidores sean una de las pocas escuelas que empezaron a cuestionar la racionalidad neoclásica, en especial con sus aportes sobre el comportamiento de la función de inversión en épocas de crisis, la trampa de la liquidez, y otros tópicos relacionados. Recordemos que Keynes escribió en la época de la Gran Depresión de la década de 1930 (su famosa Teoría General es de 1936), donde casi se derrumba el capitalismo, dando muestras que algo fallaba en el sistema, y obviamente también en la teoría económica.

Keynes y sus seguidores pusieron énfasis en que la economía no siempre camina por senderos de alta racionalidad y que por ejemplo muchas veces se dan situaciones de pánico colectivo que implican parálisis de inversión y consumo, aún ante condiciones que deberían permitir a “hombres racionales” volver a una situación de equilibrio, o sea a salir de la crisis. Sus postulados entonces se hicieron famosos durante la crisis mundial del ’30, como ya dijimos, cuando el Estado tuvo que salir a suplir la falta de iniciativa privada (consumo e inversión privada) con iniciativa pública (gasto público) para que el mundo volviera al crecimiento, postulados que también se han corroborado como bastante acertados en innumerables situaciones en décadas posteriores, donde ciertas economías nacionales cayeron en situaciones de desequilibrio prolongado (recesión, depresión, estanflación, etc.) y no se recuperaron fácil (caso Japón en los ‘90, etc.).

En una palabra, detrás del pensamiento keynesiano y sus ramificaciones subyace la idea de que los individuos y las empresas no son 100% maximizadores en cuanto a sus decisiones de índole económica, por distintas y discutibles razones, pero no siempre maximizadores. Lamentablemente, keynes escribió en una época donde las neurociencias no mostraban los avances que hoy muestran, que incluso ya han permitido el surgimiento de lo que algunos teóricos llaman neuroeconomía, rama de la ciencia económica que trata de buscar explicaciones a la toma de decisiones en función del estudio del funcionamiento del cerebro humano, que tiene un alto componente emocional además de su conocido componente racional-optimizador.

Y si bien es irrefutable que la escasez de recursos obliga a los seres humanos a tender hacia la maximización de beneficios y/o minimización de costos, y siempre va a ser así -salvo que el hombre cambiara y se volviera una persona que se conformara con poco, o que estuviera dispuesto a compartir todo con su prójimo, lo que nos acercaría al hombre pronosticado por Marx (y por los socialistas utópicos) en su pronosticado “fin de la historia”-, la neuroeconomía de a poco está mostrando que el ser humano es maximizador sólo “a grandes rasgos”, o en forma limitada al decir de Simon; es decir los es sólo en términos relativos, no absolutos.

Es decir hoy está cada vez más claro, a partir de la ayuda de las neurociencias, que el ser humano no siempre maximiza beneficios y / o minimiza costos en sus decisiones económicas, y por lo tanto el basamento fundamental con el que se construyen todos los modelos económicos estaría empezando a relativizarse. Es más, modernas investigaciones en neuromarketing por ejemplo, ilustran casos donde las personas se comportan en forma contraria a lo que pronostica la teoría de la demanda neoclásica. Recientes investigaciones en el campo de las neurociencias nos indican que, al contrario de lo que la mayoría de las personas cree, la carga emocional que subyace a nuestro proceso de toma de decisiones es muy alta; de hecho hoy, ningún campo científico puede analizar seriamente la toma de decisiones humana si no considera la interacción de ambos sistemas en nuestra manera de actuar: el deliberativo y por sobre todas las cosas el emocional.

A decir del autor Simon, el proceso de toma de decisiones no seria del todo racional sino de racionalidad limitada. Y así como en sus épocas, la Escuela Neoclásica entendió que había que “parar con la mera especulación sin fundamentos científicos”, posibilitando el auge de la economía como ciencia, ahora quizás sea hora que la Escuela de la Neuroeconomía, si así se la puede llamar, diga “paremos un poco con tanta maximización y ultra-racionalidad y pongámonos a modelizar también la irracionalidad / emocionalidad del ser humano, que las neurociencias están mostrando que es muy importante para explicar la conducta humana”. Probablemente, la ya complicada tarea de científico de la economía (por la matemática compleja que hoy se usa) se va a complicar aún más, pero en otro sentido y con un debate que se va a enriquecer y lo que es mejor, las políticas económicas, basadas en dichos modelos, quizás sean más acertadas. Y hasta quizás se daría en la ciencia económica un cambio de paradigma, pasando del hoy vigente (neoclásico) a uno probablemente llamado neuroeconómico, aunque ésto ya es más difícil.
El cronista de TN, Ignacio Otero, fue agredido en Brasil por personas cercanas al titular de la AFIP, Ricardo El Seco Echegaray. El canal del Grupo Clarín estaba siguiendo los pasos del vacacionante funcionario junto a Jorge Omar Lambiris, un despachante al que, se supone, debería controlar. El Seco Echegaray declaró un patrimonio de 5.541.855 de pesos.

Mientras TN seguía los pasos del multimillonario, Ricardo Echegaray que, da la casualidad, es funcionario, personas vinculadas a su entorno intentaron disuadir pesadamente al periodista del Grupo Clarín. El titular de AFIP habría enviado a sus esbirros a patotear al periodista para que desista de informar sobre su opulento y merecido descanso. Carrió, Cobos, Laura Alonso y Ocaña, entre otros, repudiaron el episodio.

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) y un grupo de dirigentes de la oposición, entre otros Elisa Carrió y Julio Cobos, repudiaron la agresión denunciada por el cronista del canal Todo Noticias, Ignacio Otero, por parte del entorno del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, en Brasil. A través de un comunicado, Adepa expresó que "repudia enérgicamente el salvaje ataque" y aseguró que "las agresiones físicas y las amenazas denunciadas constituyen una clara muestra de intolerancia hacia la labor periodística".

Por su parte, la diputada nacional Elisa Carrió señaló que "Echegaray habría llegado al extremo de la violencia a través de un empresario que lo acompañaba (que además se desempeñaría en un área de su responsabilidad), quién según el relato del periodista, intentó negociar que la noticia no se publicara a cambio de una nota". "Estos actos son mucho más graves cuando se hace en un contexto de crisis energética que está castigando a miles de hogares", señaló la diputada a través de un comunicado. Además, Carrió aseguró que a Echegaray "le podría caber la figura del delito de abuso de autoridad, extorsión o incumplimiento de los deberes del funcionario público". En tanto, el también diputado nacional Julio Cobos expresó su más "absoluto repudio con lo sucedido" y al mismo tiempo expresó su "solidaridad a los periodistas agredidos en el vecino país mientras realizaban su tarea". "¿Este es el respeto a la pluralidad de voces que tanto pregonan? Por un lado, se ataca la libertad de prensa y por el otro, se hace lo contrario a lo que se predica y se le pide a los ciudadanos argentinos", aseveró el ex Vicepresidente.

Sin prisa y sin pausa, Cobos sostuvo que "los funcionarios públicos debemos predicar con el ejemplo. En momentos donde se pide cuidar las divisas, el titular de la AFIP no lo hace. Evidentemente, Ricardo Echegaray no tuvo problemas para conseguir divisas para viajar al exterior, como sí ocurre con la mayoría de los argentinos que intentan hacerlo". "Es hora de que Echegaray asuma su responsabilidad, porque mientras miles de argentinos esperaban el año nuevo sin luz y sin agua en otros casos, este funcionario público gastaba divisas en el exterior. Me pregunto ¿es esto nacional y popular?", agregó.

Por su parte, infaltable, la diputada del PRO, Laura Alonso, reclamó la renuncia del funcionario y aseguró que "la presidente Cristina Kirchner debería echarlo, pero no lo hace porque es una pieza fundamental del armado corrupto del kirchnerismo". Alonso recordó además que Echegaray "había denunciado a Matías Longoni, el periodista que investigó los manejos del funcionario en la Aduana y la ONCCA, y que "ahora se despacha con un ataque muy violento contra un equipo periodístico que lo descubre con un empresario aduanero, con quien tendría vinculaciones". También Patricia Bullrich expresó su solidaridad con el periodista Otero y, a través de twitter, aseguró: "Sigue la misma línea de ataque a la libertad de expresión". Otra que cuestionó con dureza el ataque fue la legisladora porteña Graciela Ocaña, quien en una serie de tweets detalló las "sociedades de los amigos" del titular de la AFIP, y expresó: "Raro Echegaraycelebrando el fin de año con despachantes a los que debe controlar" (refiriéndose a Lambiris).
Martes, 31 Diciembre 2013 09:37

Diez noticias que impactaron en el 2013

Por
Acá un recorrido por las principales noticias que marcaron el destino de esta nación emancipada, conocida comúnmente como República Argentina. Incluye galería de fotos.

Uno: El colectivo de la línea 92 terminó arrollado por el tren del ramal ex Sarmiento. Hubo 11 los muertos y 212 heridos por el choque de dos trenes y un colectivo.


Dos: La constitucionalidad de la Ley de Medios. Luego de 4 años de debates, la Corte Suprema de Justicia se expidió sobre los artículos cuestionados. Ya están dadas las condiciones para su total aplicación, pero eso aún no sucede.


Tres: El crimen de Ángeles. El hallazgo del cadáver, su círculo familiar y la detención del encargado. Fue sin duda el policial más tenebroso del año por la crueldad con que fue cometido el asesinato.



Cuatro: La derrota del oficialismo en las elecciones de octubre pasado. Casi el 70 por ciento de los votantes no eligió al Gobierno Nacional y Popular. El panorama electoral dibujó otro esquema en el tablero político de Argentina.


Cinco: La muerte del presidente de Venezuela, Hugo Chávez. El líder venezolano murió a los 58 años luego de pelear durante 20 meses contra el cáncer. Hoy Maduro intenta ocupar el lugar que dejó vacío el bolivariano.
Seis: La inundación en La Plata. Fue una de las mayores catástrofes que vivió la capital bonaerense y una de las tragedias más impactantes que atravesó el país. Todavía se desconoce el número real de víctimas fatales. Todos los argentinos se movilizaron para solidarizarse con los habitantes de La Plata.


Siete: Francisco, el primer Papa argentino, sorprendió al mundo con su carisma y su llegada a los jóvenes y a feligreses de todas las edades. La Iglesia Católica comenzó una nueva era bajo el liderazgo del exarzobispo porteño. Había sido despreciado por Néstor y Cristina, pero luego de ser ungido como Papa, los funcionarios K se arrastraron a sus pies para hacer marketing político y congraciarse con el veterano religioso. Uno de los pocos que mantuvo su postura crítica hacia Bergoglio fue El Perro Horacio Verbitsky.


Ocho: Las muerte de Nelson Mandela, ex presidente de Sudáfrica. El líder antiapartheid, que se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de Sudáfrica, fue despedido por una multitud, tras su muerte el 5 de diciembre, a los 95 años y al final de una larga agonía. Símbolo mundial del sacrificio y la reconciliación, Mandela fue homenajeado por líderes de todo el mundo.


Nueve: Lázaro Báez, un palo blanco en aprietos. El Gordo Lanata hizo puso al desnudo el tema de las bóvedas con plata y el enriquecimiento de Lázaro Baéz, presunto testaferro de Néstor y Cristina. Las denuncias por corrupción contra funcionarios y empresarios se multiplican pero, en este país, nadie va en cana.


Diez: Ausencia presidencial. Luego de su exitosa operación y recuperación, Cristina La Muchacha Progre desapareció del mapa, a pesar de que durante el festejo de los 30 años de democracia estuvo carnavaleando sobre el escenario mientras en el país habían saqueos, acuartelamientos y muertos. Hoy gobierna Todo Terreno Capitanich, Transparencia De Vido y Austeridad Zaninni. Una calamidad.
La crisis que se percibe en nuestra provincia hoy, agudizada por varios hechos puntuales, como el párate de la empres minera Barrick en Pascua Lama, los conflictos por las reivindicaciones salariales de los empleados estatales, especialmente en salud, municipales, y sobre toda la policía provincial.

Estos hechos pusieron en evidencia la fragilidad institucional y de gobernabilidad de la provincia, potenciada por rumores de saqueos y hechos vandálicos, los permanentes enfrentamientos y luchas internas dentro del oficialismo para tomar la dirección del actual gobierno provincial, se volvieron inocultables. Esto no hacen otra cosa que evidenciar y comprobar, ciertas advertencias que veníamos planteando, como cuando decíamos que: - Los personalismos generan dependencia y una pseudo estabilidad institucional.
- Que el modelo productivo, que el totalitarismo defendió, el “extractivismo de los recursos naturales a cielo abierto”, era irresponsable, usurero, y saqueador.
- La huida sorpresiva de la empresa Barrick Gold, dejando pasivos ambientales sin resolver para la Provincia de San Juan.
- No reconociendo errores propios, que generaron la crisis que terminó con el párate de la obra binacional, culpando solamente a la política de control ambiental chilena, quien realmente aplicó las normativas que rigen la actividad en el mundo entero.
- Que muchas leyes sancionadas a nivel nacional, con el indudable espíritu del avance y consolidación de la la democracia y en defensa de los derechos humanos de todos los argentinos, fueron “detenidas con artilugios legales” en la provincia, como la Ley de Glaciares, porque atentaban al desarrollo del “modelo de minería sustentable”, pregonado por los foros oficiales.
Solo basta mencionar para ejemplificar este punto, el lobby de las “corporaciones mediáticas en San Juan”, que han cumplido un papel importantísimo para custodiar “el modelo minero”, a cambio de pautas publicitarias jugosas, surgidas desde las empresas mineras y digitadas desde la Casa de Gobierno, manteniendo desinformado al ciudadano y más aun, tergiversando los diferentes acontecimientos ocurridos en la provincia, como por ejemplo, el accidente del gobernador, usándolo como la mejor herramienta de campaña, para revertir la performance negativa del oficialismo en las P.A.S.O. de agosto de 2013.
Pero, lejos de sentirnos orgullosos por haber acertado con el diagnóstico y el planteo que sostuvo el gobierno giojista, y haberlo combatido, con nuestras posibilidades y diferencias internas, dentro del marco opositor, hoy tendremos que reinventar la forma para que la sociedad sanjuanina, creyendo en sí misma, comience a pensar que el progreso depende de un proyecto colectivo, que integre todos los sectores y permita el crecimiento equitativo e integral de la Provincia de San Juan.

Firman el documento: Mauricio Carletto, Augusto Núñez, Saúl Rivero, Miguel Calderón, Patricia Castro Rovira, Mónica Castro, Sergio González y José Luis Murillo.