Viernes, 05 Junio 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 06 Agosto 2017 17:41

Hambre, problemas de vivienda, salud y servicios básicos tras 28 años de corrupción

Por Ernesto Simón

Un informe realizado por el Observatorio Social de la UCA, reveló datos lamentables sobre inseguridad alimentaria, vivienda, salud y servicios básicos en distintos distritos del país.

El drama comenzó cuando se fue Alfonsín, el último presidente honesto, y llegaron los buitres saqueadores del Estado. Menem, De la Rúa, Duhalde, Néstor y Cristina, todos partícipes de un sistema penoso llamado Cacocracia, también conocido como Cleptocracia o Gobierno de Ladrones. 

Un informe elaborado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina deja al desnudo la terrible situaciones de millones de argentinos que hoy padecen ausencia de una alimentación segura, coberturas de salud endebles, servicios básicos insatisfechos y carencias de una vivienda digna.

El trabajo explica que los planes sociales aplicados por los gobiernos de Cristina La Muchacha Progre y por Mauricio Euforia Macri, no lograron frenar los niveles de pobreza extrema en los mayores centros urbanos de Argentina.

El arroja conclusiones lamentables y se titula: "Desarrollo humano e Integración Social en la Argentina urbana 2010-16". Si bien el estudio toma los últimos años de la corrupción nacional, la pobreza consuetudinaria, el hambre y la falta de servicios es un acumulado que se inicia en el periodo del abominable Turco Menem y se prolonga con el inepto de De la Rúa, para profundizarse ferozmente durante los gobiernos del inefable Duhalde y los ladrones Néstor y Cristina. Macri sigue en el término medio de la indefinición y no ha resuelto nada todavía. 


Datos del que somos responsables todos los argentinos

El material explica que tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, como en el Gran Rosario, el Conurbano bonaerense, el Gran Córdoba, el Gran Mendoza, Gran Tucumán y el resto urbano del interior del país con poblaciones superiores a los 80.000 habitantes arrojan las siguientes cifras:

 

Promedio de carencias en todo el país para ciudades de más de 80.000 habitantes

- El 12,5% de los hogares no tienen alimentación segura.

- El 18,5% carece de una cobertura de salud.

- El 23,8% no tiene servicios básicos.

- El 18,7% no tiene una vivienda digna.

 

El Conurbano bonaerense sufre las peores consecuencias

- El 55,2% de los hogares carece de servicios básicos como agua potable o cloacas.

- El 42,2% no tiene cobertura de salud.

- El 32,5% no posee alimentación segura.

- El 44,2% no cuenta con una vivienda digna.

 

En el Gran Rosario la situación es insostenible

- El 38,1% de los hogares pobres no tiene alimentación segura.

- El 33,8% carece de cobertura de salud.

- El 28,8% de los hogares no posee servicios básicos.

- El 38,9% carece de vivienda digna.


En el Gran Córdoba las cifras alarman

- El 41,4% de los hogares de sectores muy bajos no cuenta con servicios básicos.

- El 39,5% carece de alimentación segura.

- El 46,4% no tiene una vivienda digna.

 

En el Gran Mendoza el panorama es oscuro

- El 32,3% de los hogares de muy bajos recursos sin cobertura de salud.

- El 30,5% carece de vivienda digna.

 

Los datos del Gran Tucumán

- El 44,6% de los hogares de sectores más bajos carece de servicios básicos.

- El 40,8% no tiene cobertura de salud.

 

Ciudad Autónoma de Buenos Aires también presenta signos preocupantes

- El 30,8% de los hogares de muy bajos recursos carece de una alimentación segura.

- El 48% de los sectores marginales no tiene vivienda digna.

- El 32,5% no cuenta con atención sanitaria básica.

 

En el resto de las ciudades urbanizadas de todo el país, la situación se agrava en lo hogares de muy bajos recursos.

Estos son algunos de los números que deja al descubierto el estudio de la UCA

- El 23,4% no posee una alimentación segura.

- El 33,1% no registra cobertura de salud.

- El 36,6% de los hogares no tiene servicios básicos.

- El 34% carece de vivienda digna.

 

La democracia argentina nos dio la oportunidad de ser una república soberana, rica y autosuficiente, pero nosotros fregamos todo y mostramos que se puede avalar la corrupción, votar a los ladrones y elogiar al saqueador.

Así nos va.