Viernes, 05 Junio 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 19 Enero 2020 23:01

Hubo dos presidentes que nunca robaron

Por Ernesto Simón

Raúl Alfonsín y Arturo Illia, dos presidentes argentinos que nunca tuvieron que atravesar el bochornoso sendero que conduce a Comodoro Py.

A los pocos meses de dejar la presidencia, Raúl Alfonsín salió a recorrer el país. No andaba con custodia, se manejaba en línea aérea pública, viajaba como un ciudadano más y recorría las provincias explicando a los ciudadanos el golpe cívico económico y gremial que le habían dado antes de completar los 6 años de gobierno.

Recuerdo también que caminaba por la calle sin que nadie tenga que preocuparse por su seguridad. Andaba tranquilo, se detenía a saludar a quien se le acercara. Nadie sospechó nunca de su decencia. En aquel entonces, a nadie se le cruzaba por la cabeza que el viejo podría haberse quedado con un sólo peso del Estado.

Con Arturo Illia sucedió igual. Luego de ser derrocado por un golpe económico-cívico-militar-gremial, andaba en colectivo por Buenos Aires. Caminaba por las calles sin un solo policía al costado. Solía ir a Carlos Paz de vacaciones y andaba caminando por el centro. Saludaba amablemente y sin prejuicio. Nunca nadie sospechó de su entereza y decencia, por el contrario, no se llevó un solo peso del Estado y, durante su presidencia, vendió su auto para hacer operar a su esposa. Devolvió al Tesoro Nacional el total de los gastos de representación (viáticos) durante los 3 años en los que gobernó.

Esas son las cosas que quisiera recordar siempre de un expresidente, esa clase de anécdotas. Son las escenas que me emocionan, que un tipo que manejó toda la plata del Estado haya pensado en su pueblo y no en su familia y sus amigos. Que haya decidido, con la ética que el cargo demanda, no enriquecer a gente perversa, ladrona y mala entraña.

Lo que siguió después de Alfonsín fue calamitoso: El Turco Menem fue un ladrón y traidor a la patria. De la Rúa y El Chacho Álvarez dos inservibles que nos empomaron a todos. El Cabezón Duhalde fue una troglodita violento puesto en el sillón de Rivadavia sin haber ganado una sola elección como presidente. El Furia Néstor y Cristina La Muchacha Progre fueron codiciosos, hipócritas y además se convirtieron en un fenómeno delictivo inesperado: Robaron como pocas veces se ha visto en la historia de Latinoamérica.

Viendo los operativos que se hacen cada vez que Cristina Kirchner asiste a tribunales, donde los adherentes a la cleptocracia progresista no se privan de su "fiestita de regreso a casa", la pena pasa a ser el sentimiento más genuino que se puede tener para con un país inviable no sólo económicamente, sino moralmente.

Cristina camina cotidianamente rumbo a Comodoro Py. Varias veces tuvo que presentarse a declarar en las causas que se tramitan en la Justicia federal por su dudoso proceder con la plata del Estado y los recursos de los argentinos. Sin embargo, sus simpatizantes piensan que está de regreso para volver a gobernar. Es entonces cuando no queda otra opción más que acudir al pensamiento inclaudicable para concluir en la penosa idea de que hemos descendido a una condición decadente y corrosiva de la que sólo podremos salir con voluntad, virtud y sacrificio, resaltando el merito y condenando la delincuencia.

Mauricio Macri no puede caminar ni una cuadra sin padecer un escrache. Y cuando deje de ser presidente deberá salir con custodia de por vida. Nadie olvidará el ajuste salvaje que terminó con la dicha de millones de argentinos. Lamentable destino de un presidente que quiso ser. Estará condenado a vivir entre custodios y millones. Como Cristina, como Menem, como casi todos.

Rescato hoy la ineludible figura de Raúl Alfonsín y de don Arturo Illia. Fueron dos presidentes que no robaron. No fueron ladrones, al contrario, fueron honestos. Andaban por la calle sin operativos de seguridad y nunca nadie los molestó. Por el contrario, los aplaudían sin fanatismos al verlos llegar a un sitio.

Así me gustaría que sea siempre. 

Para leer más del autor de esta nota, conseguí su libro Argentinos por nada que se encuentra en los siguientes lugares:

# Ciudad Autónoma de Buenos Aires

> Gandhi - Av. Corrientes
Av. Corrientes 1694 - Ciudad de Buenos Aires
Tel. 6091-1639

> Gandhi - Malabia
Malabia 1784 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4831-0734

> Badaraco Libros
Av. Entre Ríos 932 - Ciudad de Buenos Aires
Tel. 4304-2703

> Hernandez
Av. Corrientes 1436 - Ciudad de Buenos Aires
Tel. 4372-7845

> Hernandez
Av. Corrientes 1311 - Buenos Aires
Tel. 4373- 6106

> Casa Bicentenario
Riobamba 985 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 3220-7476

> Librería Norte
Av. Las Heras 2225 - Recoleta - Buenos Aires, Recoleta
Tel. 4807-2039

> Galerna - Belgrano
Av. Cabildo 1852 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4788-6201

> Galerna - San Telmo
Perú 1064 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4361-8210

> Galerna - Barrio Norte
Uruguay 1049 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4813-5513

> Galerna - Cabello
Cabello 3615 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4800-1377

> Distribuidora Galerna
Lambare 893 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: (011) 4867-1661

> Boutique del Libro
Av. Hipólito Yrigoyen 13298 - Adrogué - Buenos Aires
Tel. 4239-1235

> Eterna Cadencia
Honduras 5582 - Palermo - Buenos Aires
Tel. 4774-4100.

 

# Buenos Aires
> Galerna Pilar
Paseo Champagnat- Loc. 156/158 Panamericana ramal pilar km 54,5

> Galerna Mar del Plata
Hipólito Yrigoyen 1719 - Mar del Plata

 

# Córdoba
> Rubens Libros
Deán Funes 163 Local 1
Paseo Santa Catalina - Córdoba

 

# Neuquén
> Galerna Neuquén
Paseo de la Patagonia Shopping
Antártida Argentina 1111 - Local 2 A

 

# Mendoza

> García Santos
Av. San Martín 921 - Mendoza

  

# San Juan
> Piedra Libre
Mendoza 336 sur - Ciudad

> Desnivel Libros
Salta 14 sur, casi Av. Libertador

 

# San Luis
> Merlo: Librería España
Pte.Perón 112 (Coronal Mercau esquina Perón).