Jueves, 28 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 21 Septiembre 2019 01:39

Cuadernos: quiénes son los empresarios que van a juicio y de qué se los acusa

Por Ernesto Simón

Según el Juez Bonadío, pagaron coimas por 100 millones de dólares al Gobierno de Néstor y Cristina. Fueron acusados de asociación ilícita y cohecho activo y pasivo.

Tras haber dado por terminada la etapa de instrucción, el Juez federal Claudio Bonadío elevó a juicio oral la llamada Causa de los Cuadernos, en la cual se acusa a la expresidenta Cristina Kirchner de liderar una "asociación ilícita" organizada para recaudar "fondos ilegales" provenientes de sobornos y pagos de coimas en el marco de la obra pública.

Junto con la candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, en la causa figuran varios de sus exfuncionarios como también unos 40 empresarios y hombres de negocios investigados por "asociación ilícita" desarrollada desde principios de 2003 hasta noviembre del año 2015.

Los exfuncionarios están siendo investigados por ser parte necesaria de un sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilegal con el fin de enriquecerse ilegalmente y de utilizar parte de ese dinero en la comisión de otros delitos, todo ello aprovechando su posición como funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional.

En un escrito de 152 páginas, algunos empresarios terminaron acusados del delito de asociación ilícita. A otros se les imputa cohecho activo o pasivo.

Esta es la lista de los empresarios que serán juzgados en la Causa de los Cuadernos

Ángel Jorge Antonio Calcaterra: dueño de la constructora IECSA, en orden al delito de cohecho activo en dieciséis hechos, en calidad de autor.

Aldo Benito Roggio: dueño del Grupo Roggio, en orden al delito de cohecho activo, en tres hechos en calidad de autor.

Enrique Menotti Pescarmona: exdueño del grupo IMPSA, en orden al delito de cohecho activo en trece hechos, en calidad de autor.

Luís María Cayetano Betnaza: Grupo Techint, en orden al delito de cohecho activo, un hecho, en calidad de autor.

Benjamín Gabriel Romero: Grupo Emepa, en orden al delito de cohecho activo en dos hechos, en calidad de coautor.

Carlos Guillermo Enrique Wagner: expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción, en orden a los delitos de delito de asociación ilícita, en carácter de organizador, y cohecho activo en siete hechos, en calidad de autor.

Juan Carlos Lascurain: expresidente de la Unión industrial Argentina, orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Gerardo Luis Ferreyra: fundador de Electroingeniería, en orden a los delitos de asociación ilícita en calidad de miembro, y cohecho activo en 20 hechos, en calidad de coautor.

Osvaldo Antenor Acosta: fundador de Electroingeniería, en orden al delito de cohecho activo en 20 hechos, en calidad de coautor.

Alejandro Pedro Ivanissevich: empresario energético, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Rudy Fernando Ulloa Igor: empresario de medios, en orden a los delitos de asociación ilícita, en calidad de miembro y dación de dádivas, con tres hechos en calidad de autor.

Ernesto Clarens: financista y operador de bolsa, en orden al delito de asociación ilícita, en calidad de organizador.

Carlos José Mundin: ejecutivo de BTU, en orden al delito de cohecho activo en dos hechos, en calidad de autor.

Claudio Javier Glazman: titular de Sociedad Latinoamericana de Inversiones, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Juan Carlos De Goycoechea: expresidente de Isolux Corsan, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Raúl Héctor Vertua: exgerente del Grupo 7, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Héctor Javier Sánchez Caballero: exCEO de IECSA, en orden al delito de cohecho activo en dieciséis hechos, en calidad de partícipe necesario.

Armando Roberto Loson: presidente del Grupo Albanesi, en orden al delito de cohecho activo en diez hechos, en calidad de autor.

Néstor Emilio Otero: dueño de Terminal de Buenos Aires, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, y tenencia ilegítima de arma de fuego de uso civil en dos hechos, ambos en calidad de autor.

Alberto Tasselli: fundador del Grupo Tasselli, en orden al delito de cohecho activo en cinco hechos, en calidad de autor.

Jorge Juan Mauricio Balán: presidente de Industrias Juan F. Secco, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Hugo Alberto Dragonetti: ejecutivo de Panedile, en orden al delito de cohecho activo en cinco hechos, en calidad de autor.

Eduardo Hugo Antranik Eurnekian: Corporación América, en orden al delito de cohecho activo en cuatro hechos, en calidad de autor.

Rodolfo Armando Poblete: grupo Emepa, en orden al delito de cohecho activo en dos hechos, en calidad de partícipe necesario.

Francisco Rubén Valenti: exdirector de IMPSA, en orden al delito de cohecho activo en trece hechos, en calidad de partícipe necesario.

Jorge Guillermo Neira: ejecutivo de Electroingeniería, en orden al delito de cohecho activo en veinte hechos, en calidad de partícipe necesario.

Rubén David Aranda: dueño de la constructora Chimen Aike, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de autor.

Miguel Ángel Marconi: dueño de Supercemento, en orden al delito de cohecho activo en tres hechos, en calidad de partícipe necesario.

Manuel Santos Uribelarrea: ejecutivo del grupo MSU, en orden al delito de cohecho activo en tres hechos, en calidad de autor.

César Arturo De Goycoechea: del holding Isolux-Corsan, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de partícipe necesario.

Mario José Maxit: de Isolux Corsan, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de partícipe necesario.

Alberto Ángel Padoan: presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, en orden al delito de dación de dádivas en dos hechos, en calidad de autor.

Héctor Alberto Zabaleta: Grupo Techint, en orden al delito de cohecho activo en un hecho, en calidad de partícipe necesario.

En otro de los párrafos del fallo de Bonadío, se describe el entramado de pagos que realizaron estos empresarios a los ex funcionarios kirchneristas también implicados, procesados y camino al juicio oral en la causa de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

Bajo el subtítulo de "Quiénes pagaban", el magistrado describe los hechos a partir de los elementos de prueba colectados y los distintos descargos efectuados en las actuaciones.

"Es posible afirmar que los recaudadores de la asociación ilícita contaron con la participación de empresarios que pagaron sumas de dinero por un monto aproximado de u$s100 millones, en un sinnúmero de oportunidades entre 2003 y 2015 lo que permite acreditar la permanencia en el tiempo de la organización ilícita", asegura en su escrito el Juez Bonadío.

Entre estos empresarios y hasta el momento se determinó la participación de Carlos Guillermo Enrique Wagner, con pagos por ESUCO S.A., por u$s1,5 millones en varias oportunidades, recibidos por Roberto Baratta.

También Armando Loson, con coimas de Albanesi por u$4,5 millones, en varias oportunidades; Héctor Javier Sánchez Caballero, que aportó pagos por ODS y IECSA, por orden de Calcaterra por algo más de u$s10 millones.

En el caso de Pescarmona, su ex empresa IMPSA fue representada en los pagos de coimas por Francisco Valenti y el propio Enrique Pescarmona, quienes colaboraron con u$s1,385 millones.

En tanto que los dueños de Electroingeniería, siempre según la causa de Bonadío, aportaron casi la mayor parte de las supuestas coimas, con u$s31,5 millones.

Por su parte, Néstor Otero, se le comprobaron pagos por u$s25.000, en tanto que el Grupo Roggio contribuyó con u$s1,3 millones. Mientras que Manuel Santos Uribelarrea se le comprobaron pagos por u$s1,25 millones, al tiempo que la empresa Supercemento lo hizo con u$s2 millones.