Lunes, 01 Junio 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Por E. Simón 
@simondixit 
La comunidad autóctona mapuche reclama su derecho sobre las tierras de la Patagonia argentina. Ésa es la causa por la que nuestros hermanos de Chubut fueron reprimidos violentamente por el Gobierno fascista de Mauricio Macri. 

El fascismo de centroizquierda de Cristina también reprimió a nuestros hermanos qom. Recordemos que el 23 de noviembre de 2010, una bala policial atravesó el cuerpo de Roberto López por defender su territorio ancestral en Formosa. Argentina siempre fue de derecha, peronista, fascista y discriminatoria con las culturas originarias. Somos una legión de malparidos. 

Represión a mapuches
Gendarmería argentina ingresó dos veces esta semana en una comunidad mapuche para remover los elementos que ellos usaban como obstáculos desde hace seis semanas para impedir el tránsito de un tren turístico. El resultado del conflicto fue lamentable. Nueve hermanos de la comunidad heridos, diez detenidos y cinco gendarmes lastimados. Sin duda estamos ante una lucha entre conciudadanos envenenados desde la cúpula del poder.

Un conflicto de vieja data
Cuando durante el Gobierno justicialista de Carlos Menem se empezó a rematar las tierras del sur argentino por muy poca plata, nadie pensó en que este desenlace era previsible. Por aquel entonces llegaron empresarios del mundo a apropiarse de nuestras tierras con la connivencia pulcra y sumisa de nuestros políticos, quienes siempre fueron débiles ante la coima gringa.

La familia Benetton, una de las favorecidas con tierras en la Patagonia, aseguró que el operativo no tiene nada que ver con una acción judicial que emprendieron contra los mapuches hace tiempo, sino que el episodio se inscribe en la idea de "garantizar el paso de un tren obstruido por estos grupos violentos". Sin embargo, el foco del problema está en que los Benetton tienen la titularidad de los territorios en disputa desde 1991. Esas tierras están en pugna desde 1891. El argumento de los terratenientes para aparecer como propietarios de las tierras es endeble. Ellos dicen que no hubo ningún reclamo por parte de los mapuches sobre las tierras antes de su adquisición.

En realidad, ya a esta altura todos lo sabemos, los mapuches son los legítimos dueños de esas tierras. Fueron desplazados hace siglos por el imperio español y luego por sus continuadores criollos en las sucesivas campañas donde asesinaban pobladores originarios y los confinaban a lugares cada vez más acotados.

Días violentos
Según denuncias de la ciudadana mapuche Soraya Maicoñia, el desalojo fue violento. El miércoles en la noche, dos integrantes de su comunidad resultaron gravemente heridos luego de que oficiales de la policía provincial dispararan a mansalva sin presentar ninguna orden judicial. Los heridos son Emilio Jones, a quien le destrozaron el maxilar de un disparo con una bala de goma. El otro es Fausto Jones Huala, internado en terapia intensiva por un politraumatismo de cráneo.

El episodio se produjo luego de que la Justicia de Chubut ordenara liberar el corte de vías que mantenían los mapuches sobre un trayecto que recorre el tren La Trochita, una arteria ferroviaria que antes transportaba a la comunidad, pero que ahora presta servicio turístico y está bajo la titularidad del empresario italiano Luciano Benetton. Sin embargo, los originarios reclaman derechos sobre esos predios. Si bien la provincia reprimió, el responsable final es Mauricio Macri, quien debería haber mandado a la ministra Bullrich a controlar el episodio para que no se llegue tan lejos. Son fascistas vocacionales y serviles, como lo fueron Néstor y Cristina, y como fue el atorrante de Duhalde. Cabe aquí añadir que Cambiemos está integrado por en sector muy amplio de la UCR. Esto explica que también dentro del radicalismo hay una facción fascista.

Das Neves sigue la escuela de Duhalde
Las autoridades de la provincia que comanda Das Neves, otro facho peronista, alumno ejemplar de Duhalde, desacreditaron las protestas indígenas: "Es un grupo terrorista de delincuentes, no es un grupo que pelea como lo vienen haciendo en muchas comunidades desde hace años por los derechos ancestrales", afirmó el ministro de Gobierno de Chubut, Pablo Durán.

El ministro Durán argumentó que un grupo de mapuches tenía tomados los predios del empresario italiano, pese a que el martes, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, había ordenado el desalojo. La Policía procedió a liberar la vía y fue cuando ocurrió el enfrentamiento que también dejó a cinco oficiales heridos.

Sin embargo, la mapuche Maicoñia acusó al gobernador de Chubut, Mario Das Neves, de actuar para favorecer los intereses de la familia Benetton y así abrirle paso a un proyecto minero. Como se puede ver, estamos fritos, porque el país fue, es y será gobernado por vendepatrias traidores. Salvo el gobierno de Arturo Illia y de Raúl Alfonsín, dos personas de bien a quienes los autoritarios no dejaron gobernar.

Solidaridad
Vale destacar que el premio Nobel de la Paz de 1980, Adolfo Pérez Esquivel, rechazó las agresiones contra la comunidad originaria en su cuenta de twitter.

También se manifestó Amnistía Internacional con un enérgico repudio, y recordó que en 2016 la organización había denunciado "el creciente contexto de estigmatización y persecución contra el pueblo mapuche".

Diálogo, pero antes violencia
El jueves 12 de enero, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación abogó por la búsqueda de una solución pacífica del conflicto. Dijeron oficialmente que "es vital e imprescindible detener la escalada de violencia y volver a instalar una mesa de diálogo y negociación”, según explicó el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj. Y añadió que "el Gobierno del presidente Mauricio Macri se ha ocupado del conflicto desde el primer momento". Sin embargo y pese a estas declaraciones inverosímiles, la represión contra el pueblo mapuche fue lamentable y canalla.

Tras las declaraciones del secretario de Derechos Humanos nacional, desde el Gobierno de Chubut aseguraron que se había pactado una mesa de diálogo con representantes autóctonos, pero hay una trampa: entre los firmantes no hay ningún integrante de la comunidad Lof en Resistencia en Cushamen.

En 2010 el fascismo de Cristina también asesinó
“Dio su vida por la tierra”. Así lo testimoniaban los miembros de la comunidad Qom Potae Napocna Navogoh (La Primavera) ubicada a 170 kilómetros de la ciudad de Formosa, ni bien sucedieron los hechos. Roberto López era miembro de esa comunidad qom. Un anciano muy respetado y luchador que defendió con su vida 600 hectáreas que una familia terrateniente de la zona les usurpó y buscaba entregar al gobierno para la construcción de una universidad destinada a la producción agropecuaria. Por la tarde de ese miércoles la policía barrió bestialmente con el corte que la comunidad realizaba exigiendo lo propio. Con la montada y a pie, realizaron la tarea a la que fueron encomendados. Amenazando con armas dignas para una guerra los cercaron y avanzaron con violencia. En videos que se difundieron meses después se observa claramente todo el operativo así como el rol de la Gendarmería Nacional. Roberto cayó desplomado sobre las tierras que defendía. Félix Díaz, qarashe (dirigente) de la comunidad, fue víctima también de disparos ese mismo día. Y hasta la fecha sufrió continuas amenazas, apertura de causas y el asesinato de uno de sus sobrinos.
La información surge de una investigación realizada por el periodista Juan Parrilla y publicada en Infobae. Esta explicación dejó un mar de dudas y algunos ambientalistas desconfían de las palabras de la minera canadiense que provocó varios vertidos de cianuro a los ríos del norte sanjuanino.

Como todo lo que curre en las minas de Barrick Gold, no está claro qué pasó. La única certeza es que la minera reconoció un nuevo derrame, esta vez en su proyecto Lama, en San Juan, y que cerrará el túnel binacional que montó para transportar roca de Chile a Argentina, que destruyó un ambiente periglacial protegido por ley y que, como informó este medio la semana pasada, contaminó la zona.

Lama es parte de un proyecto más ambicioso, que se llama Pascua Lama, un yacimiento binacional argentino-chileno que frenó al justicia trasandina cuando constató, entre otras cosas, que el polvo minero cubrió dos glaciares. Allí Barrick Gold montó un túnel en el que iba a haber una cinta transportadora, pero de cuyas paredes empezó a emanar agua con un altísimo nivel de acidez que provocó daño ambiental en las vegas de la zona, cuya existencia fue insólitamente negada por la Dirección deEvaluación Ambiental Minera provincial. Aún no se sabe si su director renunciará por semejante disparate.

Lo cierto es que pese a que Infobae basó su investigación en documentos de la propia Barrick Gold que confirman que la zona está contaminada, la empresa emitió un comunicado diciendo que "es totalmente falso" que haya daño ambiental en las vegas. Sin embargo, en un comunicado en el que admitió un supuesto nuevo derrame de sedimentos, anunció que "en las próximas semanas se pondrán en marcha los trabajos para el sellado del túnel, que tendrá una duración aproximada de cuatro meses". Al parecer, la empresa contratada para encargarse de las obras ya está movilizando equipos a la zona.

En esa nota, Barrick Gold informó que "aproximadamente a las 18 horas de ayer tuvo lugar un evento en Lama, a raíz del deshielo de uno de los inviernos más intensos de las últimas décadas en esa zona de la cordillera". Y agregó: "El evento se originó por la crecida del río Turbio cuyo caudal y arrastre de sedimentos alcanzó la capacidad máxima de las piletas de sedimentación, por lo que el agua fue conducida a través de un canal de contingencia construido para este propósito hacia el dique impermeabilizado, antes de su descarga en el rio Las Taguas".

No obstante, no todo es color de rosas en el "evento" que anunció la empresa. "La mayor parte del agua que drena naturalmente del túnel en Lama sigue siendo tratada en la planta construida a tales efectos. Sin embargo una parte excedente no está ingresando al sistema para no sobrepasar la capacidad de tratamiento", reconoció la minera. Aunque Barrick Gold no lo haga explícito, esto quiere decir que una parte está siendo derramada en al medio ambiente, con su consecuente contaminación. Eso así: la empresa no aclaró la composición de los sedimentos derramados, el volumen ni el lugar en el que cayeron.

El comunicado agrega que arrojar agua con un alto nivel de acidez al medio ambiente increíblemente "no trajo aparejado ningún tipo de consecuencia para el medioambiente o la salud de los trabajadores".

Entre algunos ambientalistas empezó a sonar la idea de que este "evento" del que no hay mayores precisiones es un invento de Barrick Gold. Una fuente consultada lo interpretó así: "Después de la nota de Infobae quedaron expuestos y saben que si sube alguna comisión, sobre todo judicial, van a detectar que está drenando ese cóctel químico al río Las Taguas, entonces dicen que el río superó el límite ahora de manera natural, porque se están resguardando. Esto pasa todos los días y por eso van a cerrar el túnel".

A confesión de Barrick, relevo de pruebas
Los documentos que reveló Infobae la semana pasada, confeccionados por Barrick Gold y por una consultora que trabaja para la minera, precisan, entre otras cosas, que "los análisis de vegetación en las vegas localizadas en el río de Las Taguas evidencian una intoxicación con metales en las vegas" y que la vegetación presenta "concentraciones tóxicas muy elevadas", de los metales pesados cobre, hierro, manganeso, molibdeno y zinc, lo que "genera efectos fisiológicos letales en las plantas".

Copiando la estrategia de Barrick Gold de negar la situación y asegurar que el agua que emana del túnel es naturalmente ácida, la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) inició una tarea de cabildeo entre periodistas intentando instalar la idea de que este cronista había malinterpretado los documentos y que desconocía los principios más básicos de la química. Sin embargo, el hidrogeólogo estadounidense Roberto Moran, uno de los expertos más preparados del mundo en pasivos mineros, destruyó ese argumento y explicó que las aguas se volvieron ácidas por culpa exclusiva de la falta de previsión de Barrick Gold y por el túnel que construyó.

El túnel fue montado en pleno ambiente periglacial, según documentos de la propia Barrick Gold. El agua que emana de sus paredes estaba congelada. Un dato importante: el pH de 7 es neutro. Cuanto menor da esa cifra, más ácida es el agua. El pH que emana de las paredes del túnel oscila entre 2 y 3.

"Mi experiencia indica que es probable que el agua subterránea que se encontró durante la construcción del túnel no era fuertemente ácida (por ejemplo, tenía un pH de 6). Situaciones similares alrededor del mundo (y a través de los años) muestran que el agua subterránea sólo se vuelve fuertemente ácida después de ser expuesta al oxígeno del aire, al agua líquida, y a las bacterias oxidantes de hierro y azufre", evaluó.

"Antes de la construcción del túnel, la roca metalífera rica en sulfuros estaba enterrada profundamente dentro de Los Andes, con la mayor parte del agua congelada y las concentraciones de oxígeno disuelto cerca de cero. Varios ejemplos de antiguos túneles mineros similares muestran que el agua encontrada tenía originalmente un pH de entre 7 y 8", añadió.

Aun así, el punto es que el agua, ácida o no, estaba contenida en la montaña. Y que empezó a contaminar luego de que Barrick Gold construyera el túnel.

Para paliar esa situación, el gobierno provincial le exigió que construya un canal para desviar el agua hacia unas piletas, echar una gran cantidad de cal para mermar la acidez y luego volverla a arrojar al río. Al parecer, no bastó. Contaminó.

Irónicamente, en una clara burla a los ambientalistas, el túnel fue bautizado "Marcelo" en honor a Marcelo Ghiglione, el ex secretario de Gestión Ambiental y Control Minero de San Juan, desplazado luego de que el último derrame de metales pesados en la mina Veladero, de Barrick Gold, que se produjo por una serie de groseras fallas en la fiscalización. Por allí, cada segundo que pasa emanan entre 60 y 70 litros de agua que provienen de una ambiente periglacial. Ahora la empresa anunció que lo cerrará, luego de negar que tenga algún impacto ambiental y luego de montar un costoso dispositivo para intentar paliar la contaminación. Hace ocho días, Infobae reveló su existencia y su daño ambiental, y los ambientalistas Ricardo Vargas y Diego Seguí pidieran su cierre en sede judicial. ¿Casualidad?
Por E. Simón
Familiares, amigos y allegados del joven mecánico de Temperley, Jorge Diego Litarowicz, quien murió por las lesiones sufridas cuando quisieron robarle su vehículo, se movilizarán hoy jueves desde las 10 de la mañana a los Tribunales de Lomas de Zamora. Reclamarán para que el asesinato no quede impune.

El cariño detoda una comunidad que cada día se pone de manifiesto en virtud de Jorge Diego Litarowicz, ha movilizado a los vecinos del mecánico asesinado en Temperley. Es por eso que hoy jueves realizarán una marcha a la Unidad Funcional de Instrucción 14, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

El objetivo es pedir por mayor seguridad y por el esclarecimiento del hecho. “Que la muerte de Jorge Diego no quede impune”, enfatizaron los organizadores de la jornada. En este sentido, precisaron que “todos los que quieran acercarse tendrán a disposición transportes que saldrán desde Pasco y Salta desde las 10 de la mañana”.

Por la muerte de este hombre decente y honesto, trabajador de 36 años, está detenido un joven de 22 años, quien fue reducido en el marco de distintos procedimientos realizados en el distrito y los investigadores no descartaban que el delincuente esté vinculado en el crimen de Litarowicz.

Cabe recordar que Litarowicz había sido herido en un intento de robo, y murió días después a causa de la gravedad de las heridas recibidas. Esta situación generó un enorme reclamo por parte de sus allegados en la comisaría de Temperley para pedir por el esclarecimiento del hecho y por la detención de sus implicados. Unos días después, el reclamo se extenderá hasta la UFI encargada de la investigación y toda una comunidad hoy pide justicia para este hombre de bien.

Jorge Diego Litarowicz tenía 36 años y le decían “Rulo”. Era mecánico y trabajaba junto a su padre. El 12 de diciembre, delincuentes lo sorprendieron en la puerta de su vivienda, ubicada en La Calandria al 3000, y lo balearon. El proyectil impactó en la pierna y fue asistido, pero murió por una “infección” el 26 de este mes. Le habían amputado la pierna pero el cuadro evolucionó y los profesionales nada pudieron hacer por él.

Hoy jueves todos somos el Rulo Litarowicz. Justicia y verdad ahora y siempre.
Así lo explica hoy en La Nación una nota del periodista Hugo Alconada Mon. El cambista Leonardo Meirelles, condenado por la justicia brasileña en el Lava Jato, hizo en 2013 cinco transferencias a Gustavo Arribas desde una cuenta controlada por una "empresa de fachada". 

El operador financiero y cambiario brasileño condenado por la justicia de su país por su rol en la investigación Lava Jato transfirió más de medio millón de dólares a una cuenta del actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, en cinco pagos que comenzaron un día después de que, en septiembre de 2013, se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para el gigante brasileño Odebrecht.

Ese operador y cambista paulista llamado Leonardo Meirelles se acogió luego al régimen de la "delación premiada", y aportó documentación sobre miles de transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas brasileñas, según surge de los registros de transferencias bancarias que integran la investigación sobre Lava Jato en Brasil. La Nación obtuvo copias de esa documentación como parte de un proyecto periodístico colaborativo liderado por el equipo peruano IDL Reporteros.

Meirelles transfirió un total de US$ 594.518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas entre el 25 y 27 de septiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited, que la justicia de su país ya calificó como "empresa de fachada", destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

Diario La Nación intentó consultar a Arribas, pero se encontraba en Brasil, de vacaciones junto a su familia. Pero a través de tres colaboradores admitió que sólo recibió una transferencia, por US$ 70.495, el 26 de septiembre de 2013, que adjudicó a la venta de un inmueble en San Pablo sobre el que no aportó más datos.


"Propinas"
A través de esos mismos colaboradores -dos de ellos, abogados-, Arribas negó haber recibido las cuatro transferencias restantes, así como fue taxativo al negar cualquier vínculo con el pago y cobro de coimas que comienzan a salir a la luz a partir del Lava Jato, la gran investigación sobre el sistema de corrupción que azota el sistema político y empresarial de Brasil, con ramificaciones en otros 11 países. Entre ellos, la Argentina.

Cuando Meirelles ordenó esas cinco transferencias, Arribas vivía en Brasil, donde se dedicaba a la compraventa de jugadores de fútbol. Para entonces tenía una antigua relación de amistad y confianza con el actual presidente Mauricio Macri, en ese momento jefe de Gobierno porteño.

En los registros no aparecen los motivos de esos pagos. Sólo figura que se transfirieron a la cuenta en la sucursal Zurich del Credit Suisse que el actual jefe de los espías informó en la declaración jurada que presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA).

Conocido como "doleiro" -es decir, operador en el mercado ilegal de cambios brasileño, el equivalente al "cuevero" de la city porteña-, el propio Meirelles confirmó que pagó "propinas" en la Argentina.

Meirelles así lo admitió durante la entrevista que concedió a IDL Reporteros, en el aeropuerto de San Pablo, el 11 de julio de 2015. Detalló que participó en "un total de 3000 o 3500 operaciones [pagos] en cuatro años, que se hicieron entre 2009 y 2014. Estamos hablando de 240 millones de dólares, que yo pagué en mis empresas en Hong Kong, tanto depósitos como pagos, en Panamá, la Argentina y así".

Desde Curitiba, en tanto, el abogado de Meirelles, Haroldo César Nater, respondió a La Nación que su cliente "no puede proporcionar ninguna información a la prensa nacional o internacional debido al acuerdo de colaboración premiada que suscribió con el Ministerio Público Federal". Y a continuación añadió que "por desgracia, Meirelles no puede ayudarle".


"Irregulares"
Desde el entorno del "doleiro", sin embargo, indicaron que "esas transferencias en efecto se realizaron y probablemente fueron irregulares", y deslizaron que, más que Meirelles, "el que tiene la información más precisa es Youssef", en alusión a Alberto Youssef, su socio y jefe, que también fue condenado a prisión por el juez del Lava Jato, Sergio Moro, y que también se acogió a la "delación premiada".

El momento en que Meirelles concretó esas transferencias es singular. ¿Por qué? Porque en coincidencia con el depósito de los casi US$ 600.000 por parte de Meirelles a la cuenta de Arribas, cobraba un nuevo -y en apariencia- definitivo impulso el proyecto para el soterramiento del tren Sarmiento (a cargo del consorcio de empresas integrado por Odebrecht, la argentina Iecsa -de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri-, la española Comsa y la italiana Ghella).

Anunciado repetidas veces, el soterramiento registró marchas y contramarchas. En enero de 2008, la entonces presidenta Cristina Kirchner había encabezado el acto de adjudicación de las obras. Pero recién en diciembre de ese año firmó el contrato de ejecución.


Reactivación en 2013
El entonces secretario de Transporte Ricardo Jaime comenzó entonces a cobrar la coima que había acordado con Odebrecht, según consta en unos correos electrónicos que su testaferro, Manuel Vázquez, cruzó con los operadores de la constructora brasileña, y que los investigadores del Lava Jato lograron recuperar.

Sin embargo, a medida que el proyecto entró otra vez en un letargo, se suspendió el flujo de dinero negro. Hasta que en febrero de 2010, Vázquez llegó a enviarle un e-mail a un representante de Odebrecht en Buenos Aires, Mauricio Couri Ribeiro, para reclamarle US$ 80.000 que le adeudaban desde hacía un año, según la documentación recabada por los investigadores del Lava Jato.

Aun así, el proyecto continuó en suspenso. Hasta que el 30 de agosto de 2013, el kirchnerismo publicó el decreto 1244 con el que creó la unidad ejecutora para esa obra, financiada con $ 700 millones del Estado nacional y un crédito otorgado por el Banco de Desarrollo (BNDS) brasileño por otros US$ 1500 millones.

Veinticinco días después de la publicación de ese decreto, la constructora brasileña anunciaba su beneplácito en su página oficial de Internet: Odebrecht Infraestrutura conquista novo contrato na Argentina, y aportaba a continuación algunos detalles de la obra de infraestructura.

Un día después, el miércoles 25 de septiembre de 2013, Meirelles dispuso la primera transferencia a la cuenta de Arribas por US$ 154.666 en su cuenta 373645-5, en la sucursal Zurich del Credit Suisse. Al día siguiente, jueves 26, otros US$ 70.500 -la que sí admitió el entorno del actual jefe de la AFI-. Y el viernes 27, tres transferencias más por 120.352, 90.000 y 159.000 dólares. Total: 594.518 dólares.

Todas esas transferencias registraron el mismo origen: la cuenta bancaria 313-0-025652-9 en el Standard Chartered Bank Hong Kong de una sociedad controlada por Meirelles RFY Import & Export Limited.


"Empresas de fachada"
Tanto la firma offshore como Meirelles se encontraban bajo la mira de los policías, fiscales y el juez que impulsan el Lava Jato. Así, en una requisitoria del Ministerio Público de abril de 2014 -es decir, siete meses después de esas transferencias a Arribas-, cuatro fiscales brasileños detallaron que Meirelles y su hermano Leandro integraban una "organización criminal" que entre 2012 y marzo de 2014 realizó "operaciones ilegales en el mercado paralelo de cambio; principalmente para promover la evasión de divisas".

Los fiscales detallaron que RFY Import & Export Ltd y otras compañías offshore de los Meirelles no eran más que "empresas de fachada". ¿Para qué? "Usando una apariencia de legalidad, los denunciados simularon contratos entre empresas brasileñas y extranjeras, buscando justificar, sobre todo ante instituciones financieras extranjeras, la realización de transferencias internacionales", bajo el mando de Youssef, quien actuaba bajo órdenes de Odebrecht y otras grandes empresas brasileñas.


Youssef confiesa
El propio Youssef reconoció ante la justicia de su país que utilizó esa cuenta de RFY Import & Export Ltd para pagar US$ 4,2 millones "que Odebrecht se comprometió a depositar en el exterior" entre septiembre de 2001 y mayo de 2012. Es decir, un año y medio antes de los giros que desde esa misma cuenta se enviaron a la cuenta en Suiza al actual jefe de la AFI.

Ya en abril de 2015, en tanto, el juez Moro consideró probados los roles de Youssef y los Meirelles en la operatoria ilegal. También concluyó que usaron a RFY Import & Export y a otras compañías offshore para "transferencias internacionales mediante contratos cambiarios [basados en] importaciones ficticias".

Con esas evidencias, Moro condenó a los tres. A Leonardo Meirelles, a 5 años de reclusión; a su hermano Leandro, a 4 años de reclusión, y a Youssef se loredujo a 3 años y medio de reclusión porque, aunque su rol fue mayor, se sumó a la "delación premiada", admitió su rol en las coimas de Odebrecht y aportó evidencias, lo mismo que haría luego Leonardo Meirelles.

Tras el quiebre de su ex CEO, Marcelo Odebrecht, y otros 77 ejecutivos, incluso la multinacional brasileña también comenzó a colaborar. Así selló un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos que se difundió a fines de diciembre pasado. Uno de los datos que aportó la constructora fue que en 2008 se comprometió a pagar sobornos para ganar un proyecto y que, por ese motivo, entre 2011 y 2014 pagó US$ 2,9 millones en coimas a funcionarios argentinos a través de un intermediario. ¿Podría ser Vázquez?

La empresa Odebrecht también admitió que entre 2011 y 2014 pagó coimas "adicionales" por "aproximadamente" US$ 500.000 a cuentas privadas "de un intermediario bajo el entendimiento de que los pagos eran para beneficio de funcionarios públicos argentinos". Esa suma es similar a la transferida a la cuenta de Arribas, pero el Departamento de Justicia no detalló a quién le pagó Odebretch.

Fuente: La Nación
Miércoles, 11 Enero 2017 09:27

Bergman & yo

Por
Por Gustavo Herrmann 
@adlerwappen
Y el título de esta nota no es para nada caprichoso. Voy a escribir sobre el actual Ministro de Medioambiente de la nación (al menos hasta el cierre de esta nota) desde mi experiencia personal.

En estos últimos días después de la nota aparecida en Infobae y relacionada con las nuevas irregularidades cometidas por la minera Barrick en nuestra cordillera, aunque esta vez relacionadas con el proyecto Lama-Pascua y la construcción de un túnel en una zona periglaciar (algo expresamente prohibido en la Ley de Glaciares) repliqué la información en las redes sociales, haciendo también responsable al ministro Sergio Bergman de esta situación, ya que el ministerio a su cargo es el ente responsable y a cargo de aplicar la mencionada ley. Algo que en el año y unos días de gestión que lleva en funciones desde que asumió su cargo nunca hizo, a pesar de haberlo prometido en un par de oportunidades y que personalmente me constan y que además están debidamente registradas en audio y en video.

Sumado a la noticia de los desmanejos de Barrick en su emprendimiento en la cordillera sanjuanina se conocieron desafortunadas declaraciones de Bergman a raíz de los graves incendios que vienen afectando campos y bosques de nuestro país desde fines de Diciembre del año pasado y que todavía al día de la fecha siguen siendo noticia. Noticia de la que también me hice eco, publiqué y además critiqué publica y abiertamente la gestión de quien considero no supo o no quiso hacer lo suficiente en relación a este tema en particular.

Estas críticas hacia Bergman y su gestión produjeron como era de esperar voces a favor y en contra. Algunas bastante racionales y entendibles, otras directamente "apasionadas" y en mi opinión carentes de fundamentos ciertos y sólidos; sólo una defensa férrea y corporativa del ministro por pertenecer a la coalición que hoy gobierna y que pareciera que al igual que en el pasado no muy lejano que creimos haber dejado atrás, el hecho de criticar lo que está mal o no se está haciendo correctamente, ubica a quien critica en la vereda de enfrente: se es enemigo del gobierno (en este caso significaría ser K), se quiere desestabilizar o poner palos en la rueda a la gestión del presidente y mil y una cuestiones más por el estilo. Historia vieja y repetida.

Por eso decidí escribir sobre mi experiencia personal con Bergman. Es mi percepción, que podrá o no ser compartida por otros, pero que considero válida y me dá pie a lo que qué critico y el por que lo hago.

No sólo a título personal, sino que como integrante de la Asamblea #JáchalNoSeToca fui una de las tantas personas que vieron en la figura del rabino Bergman una luz de esperanza en lo relacionado con el tema ambiental. Lo había escuchado hablar con indisimulado entusiasmo de la Encíclica Papal de Francisco ''Laudato Si'' y sus elogios a la misma hacían presagiar un accionar en ese sentido.

Amén de eso tengo en mi biblioteca unos de los tres libros escritos por Bergman. Me estoy refiriendo especificamente a Argentina Ciudadana -con textos bíblicos- obra casualmente prologada por el entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio. Este libro fué editado en el año 2008 y por esas casualidades que tiene la vida cayó en mis manos a poco de ver la luz. Me fué prestado por alguién que sabía de mi interés por la lectura y que consideró que sería de mi gusto e interés. No se equivocó ya que lo leí de un tirón y quedé gratamente impresionado con la obra. Tan es así que me costó bastante tiempo poder encontrarlo y adquirirlo para disponer de el en mi biblioteca.

Confieso que debo haberlo leido de manera completa no menos de 7 u 8 veces, que está marcado y ajado de tanto usarlo, y en muchas oportunidades me he permitido recomendarlo ya que lo expresado en el libro es una radiografia precisa de los males que nos aquejan a los Argentinos, y el diagnóstico y las soluciones posibles son de una simpleza que asombran. No es un libro escrito por alguien que desconozca o ignore cosas que generalmente escapan al normal de los mortales. Es alguien que tiene un conocimiento profundo del "ser" y una comprensión acabada para distinguir mejor que muchos, la diferencia que dista entre el bien y el mal. Lo correcto de lo incorrecto. Bergman es doctor en metafísica, teólogo y rabino.

Y el primer día del mes de Marzo del año 2016, la suerte (gestiones mediante y que dista mucho del azar) quiso que quien esto escribe y un grupo de compañeros de la Asamblea estuvieramos frentre a frente con esa incógnita que para nosotros encarnaba Sergio Bergman. Nuestra visita al Ministerio de Medioambiente de la Nación era tal vez el punto más alto y la coronación de nuestra peregrinación a Buenos Aires. Había arrancado de la mejor manera posible y la menos imaginada.Tan sólo un par de días antes: a tan sólo una hora de arribar a Retiro fuimos inesperadamente recibidos por el Juez Federal Sebastián Casanello. Salimos de Comodoro Py siendo parte querellante en la causa que allí se sustanciaba. La reunión con Bergman era la frutilla del postre. Estabamos en el lugar indicado en el momento preciso. Con toda la documentación y las pruebas necesarias. Con las expectativas de encontrarlas respuestas a nuestras preguntas. Y sobre todo las soluciones previstas y contempladas en la ley.

Y ahí estábamos frente a frente con Bergman. La presentación fue amable y desprovista de protocolos. Unas pocas palabras de bienvenida -las justas y necesarias- y un gesto que de entrada cayó bien: resignó la cabecera de mesa y se mezcló entre sus visitas como para romper el hielo y ser uno más de lo que se presagiaba como un encuentro distendido y amable. Bergman lo es y hay que reconocer que tiene una gran empatía. Después sabríamos que eso forma parte de los "gajes del oficio". Nos escuchó con atención, aunque por momentos no sin cierto nerviosismo. Tal vez había empezado a caer en la cuenta de que enfrente tenía gente que poseía argumentos sólidos, documentación suficiente para avalar sus reclamos y sobre todo muchísimo convencimiento de por qué estaba peleando y que sobre todo no estaba dispuesta a resignar nada de lo que consideraba justo; no íbamos a ser un hueso fácil de roer.

Al tiempo en que Bergman tomó la palabra, muchos comenzamos a intuir por sus dichos y sobretodo por sus justificaciones de que tal vez habíamos cifrado demasiadas expectativas en el flamante ministro. Muchas cosas nos sonaron a más de lo mismo que veníamos viendo y escuchando de los funcionarios anteriores. Si habia que reconocer, que por primera vez eramos recibidos por alguien de esa cartera, algo que antes no había sucedido jamás. Dentro de todo era un avance.

El clima se fue enrareciendo con el transcurrir de la reunión y el cachetazo se sintió duro cuando hizo su ingreso a la reunión el diputado Eduardo Cáceres, quien encima tuvo el mal tino de intervenir en la conversación y sus desafortunadas opiniones y declaraciones recibieron la inmediata contestación por parte de quienes se entrevistaban con el ministro. Se perdió la tranquilidad, se alzó la voz de ambas partes y en un momento vimos llegar a su fín la reunión.

Fué cuando Bergman recuperó increíblemente la calma y reencauzó el diálogo para lo que sería de ese día en adelante una agenda consensuada de trabajo, sin condicionamientos y fijada por la Asamblea. Un nuevo gesto de su parte, que hoy a la distancia vemos como demagogia para la ocasión. De todo lo que se consensuó sólo una cosa se cumplió en tiempo y forma.

Luego de más de una hora y media de reunión (vale aclarar que originalmente se nos había avisado que no iría mas allá de los 30 o a lo sumo 40 minutos) lo que se acordó y que mucho de eso quedó plasmado en una especie de acta compromiso, fue lo siguiente:
*La Asamblea sería recibida en el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación cuando y cuantas veces lo considerara necesario, sin necesidad de audiencia previa.
*Bergman no prometía nada, pero si se comprometía a gestionar y ocuparse acabadamente de las funciones y obligaciones inherentes a su cargo. Y a recabar cierta información solicitada.

*Bergman y un equipo del ministerio se comprometían a visitar Jáchal, específicamente el acampe  de la Asamblea, en un plazo no mayor de 15 días de la fecha y llevar respuestas concretas referidas a documentación que se le entregó en la fecha y de la que se le pidió ese día.

Esto último y en honor a la verdad, es lo único que cumplió de lo que se pactó. De ahí en más todo lo que se obtuvo del ministro y su cartera, fue a raíz de allanamientos y requerimientos judiciales del Juez Casanello y producto de nuevas denuncias presentadas por la Asamblea #JáchalNoSeToca contra el ministerio de medioambiente en sucesivos viajes a Buenos Aires. Y también de nuevas pruebas aportadas por los miembros de la Asamblea a través de su equipo de abogados.

Como corolario de mi primer encuentro con Bergman voy a contar un par de infidencias que sólo un par de las personas presentes, Bergman y yo conocemos. El libro del que hablé más arriba Argentina Ciudadana fue llevado por mi a Buenos Aires. El citado ejemplar estuvo durante toda la reunión al lado de Bergman quien no se cansó de mirarlo de reojo. Para "colmo" uno de los compañeros de lucha y de viaje jugueteaba "distraidamente" con el libro, dándolo vuelta cada tanto, cosa que nunca pasó desapercibido para el rabino.

Una vez terminada la reunión y en virtud de que por estar haciendo el registro fílmico, yo no había emitido opinión en la misma, le pedí a Bergman un par de minutos para hablar con él, cosa a la que accedió amablemente y sin objeciones. Hicimos un aparte y lo primero que le pregunté fué que si le había llamado la atención la presencia del libro y su contestación fue: "si al principio, pero luego entendí el mensaje" Eso me dio pie a decirle que en la nada despreciable biblioteca que gracias a Dios tengo, ese era uno de los mejores libros que poseía y que había leído en mi vida, y que de hecho ya llevaba hechas seis o siete relecturas del mismo. Debo reconocer que se sintió halagado y entonces a continuación le manifesté que quería hacerle encarecidamente un pedido. Una vez más accedió con gusto. Mi pedido concreto fue el siguiente: "Sergio, quiero pedirte que lo que el ciudadano Bergman escribió con la mano en el año 2008, no lo borre con el codo el funcionario Bergman en el año 2016, sería una gran decepción". Su respuesta: ''Jamás, quedate tranquilo, palabra de honor".

De esa conversación hoy me quedan el libro autografiado y una gran decepción. Cosas de la vida. A lo mejor en otra oportunidad cuente alunas otras apostillas de otro encuentro con el rabino.
Página 886 de 1184