Viernes, 10 Abril 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Nacionales

Ya hubo bajas en los precios en efectivo, con débito y en un pago con crédito entre 5% y 7%, con picos del 10%. Se calcula queel fin de semana ofrecerán promedio de 13% por pago contado.

Los precios al contado (efectivo, débito o crédito en un pago) bajaron entre 5% y 7%, con picos de hasta 10% en casos puntuales, aunque los miércoles no son parámetro porque no es un día de grandes volúmenes de ventas, como sí son los fines de semana.

Por eso, en el sector adelantan que el sábado y domingo saldrán con acciones promocionales muy fuertes, ofreciendo bonificaciones de un promedio del 13% por pago contado con una serie de productos y 18 cuotas, ya que el Ahora 18 rige sólo para los de producción nacional.

"Esta es una medida de mediano y largo plazo, que no tiene un efecto inmediato, ya que el cambio de hábito es algo que tarda. Pero es una forma de desnudar las tasas que cobran los bancos y las tarjetas de crédito", advierten desde la Secretaría de Comercio.

En Argentina, el 70% de la población no está bancarizada y, por ende, no tiene una tarjeta de crédito, por lo que tienen que pagar en efectivo. Eso provoca que pague más caro, porque el precio estaba inflado. El que menos tiene estaba subsidiando al que tiene una tarjeta dorada, que recibía el mayor descuento.

En tren de subsidiar al comerciante de barrio, que no tiene capacidad para negociar una buena tasa con las grandes tarjetas de crédito, es que prevén prorrogar el Ahora 12 y el Ahora 18, que vencen el 31 de marzo, hasta que baje la tasa de inflación y de las Lebac. El Ahora 12 tiene un ticket promedio de $ 2500 y el Ahora 18 es todavía más alto.
La denuncia que el fiscal Alberto Nisman había preparado antes que lo asesinaran, volvió a moverse. Ahora se realizarán cerca de 50 acciones que deberá llevar adelante el fiscal Gerardo Pollicita para investigar la causa que implica a Cristina La Muchacha Progre.

La reactivación de la denuncia de Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Kirchner y otros ex funcionarios por presunto "encubrimiento" del atentado contra la AMIA, tiene como protagonista ahora al juez federal Ariel Lijo, quien dispuso la realización de medio centenar de medidas de prueba.

Lijo, ordenó además delegar la investigación en el fiscal Gerardo Pollicita, quien deberá llevar adelante las medidas de prueba que habían sido descartadas por el anterior juez de la causa, Daniel Rafecas, cuando cerró el expediente poco después de la muerte de Nisman.

Así, quedó formalmente reabierta la denuncia de Nismam, en la que advirtió sobre la supuesta "existencia de un plan delictivo destinado a encubrir y dotar de impunidad a los ciudadanos de nacionalidad iraní imputados" por la voladura de la AMIA.
Las compañías que operan esos yacimientos ven con buenos ojos los potenciales acuerdos comerciales que lograrían en el futuro con nuevos socios. Cipayos y entreguistas, en el Gobierno de Cambiemos piensan que YPF y Pan American Energy necesitarán buscar socios en el exterior, principalmente en Estados Unidos, para explotar los yacimientos. Las empresas favorecidas son Chevron, Dow y Petronas.

Con la firma concretada del convenio laboral petrolero para los yacimientos de Vaca Muerta, las empresas se ilusionan con los potenciales acuerdos que puedan lograr con futuros socios. Más allá de los u$s 5000 millones que prometieron desembolsar este año, las nuevas reglas permiten presentar Vaca Muerta a los inversores del mundo con buenas chances de conseguir dinero.

El presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, anunció semanas atrás que la compañía con mayoría estatal asignará a los yacimientos no convencionales de Vaca Muerta unos u$s 2300 millones en 2017. Según fuentes del sector, el año pasado la inversión para esos pozos habría rondado los u$s 1500 millones, por lo que la adenda laboral pone como piso una inversión superior en u$s 800 millones. A esto hay que agregarle los convenios que pueda lograr asociándose con empresas como Chevron, Dow y Petronas, agazapadas a la espera de estos cambios para desarrollar nuevas áreas.

Pan American Energy (PAE), de la familia Bulgheroni, invirtió en 2016 u$s 1400 millones en Vaca Muerta y todavía no tiene calculado el plan de inversiones para este año. Algunos operadores vinculados con la empresa, sin embargo, evalúan que podría acercar socios, pero no tienen claros los números.

El ex secretario de Energía Emilio Apud piensa que YPF y PAE necesitarán buscar socios en el exterior, "principalmente en Estados Unidos" para explotar al máximo los yacimientos de Vaca Muerta. En tanto, firmas como Shell y ExxonMobil "tienen sus propios recursos, pero van a requerir financiamiento". A su vez, repitió que aproximadamente dentro de 8 años se llegaría a cubrir la demanda local de gas si hay inversiones en esos yacimientos por u$s 10.000 millones anuales en continuado, montos que antes eran imposibles porque, según él, "el gobierno anterior no cumplía las leyes y no tenía políticas de Estado". "Vaca Muerta era inviable sin esta adenda. Si no, el precio internacional del petróleo debería haber estado muy alto y la producción de gas estar muy subsidiada", declaró.

A tres semanas exactas del anuncio que hizo Macri en Casa Rosada sobre el entendimiento entre el Estado nacional, la provincia de Neuquén, los sindicatos y las empresas que operan en Vaca Muerta, recién ayer se materializó la suscripción del acuerdo, que ayudaría a reducir entre un 30% y un 40% los costos laborales, según estimaciones privadas.

"Este acuerdo va a permitir desarrollar esta reserva maravillosa que tiene Argentina, atrae inversiones al país y abre la puerta del trabajo a las industrias que operan alrededor", aseguró el Presidente. El mandatario aprovechó, de paso, para criticar al gobierno anterior. "De esta manera, vamos a lograr salir de algo que todavía nos cuenta entender por qué nos pasó, porque cada uno de esos barcos que llegaron trayendo gas fueron cientos de puestos de trabajo de argentinos que perdimos. Eso enmarañó todo y generó en el sector un enorme nivel de tensión, de incapacidad, de intolerancia", lanzó en elíptica referencia al déficit energético producido durante los 12 años de kirchnerismo.

En tanto, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez (del Movimiento Popular Neuquino), valoró que las partes se hayan sentado en la misma mesa a negociar y sentar las bases para el desarrollo estructural de la cuenca". Gutiérrez le pasó la pelota a las empresas. "Ahora la palabra la tienen las operadoras, queremos que rápidamente empiecena producir", dijo el gobernador.
Por E. Simón
@simondixit
Es por ello que desde la Coordinadora por los Bosques Nativos de Buenos Aires se comunicaron con El País Diario para dar difusión a las actividades programadas para este jueves 2 de febrero. En esta nota te contamos por qué es importante la defensa de los humedales de toda Argentina.

Los ambientalistas informaron que se concentrarán frente frente al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, situado en calle San Martin 451, Ciudad Autónoma, este jueves 2 de febrero desde las 16 horas. El objetivo es defender los humedales y los bosques de todo el país. Enterate acá por qué los humedales y bosques sirven para un mejor medio ambiente.


¿Por qué defender bosques y humedales?
- Controlan las inundaciones
- Regulan la temperatura del ambiente
- Funcionan como reservorio de diversidad
- Fijan gran cantidad de dióxido de carbono al suelo
- Son los ecosistemas que más biomasa producen


Recordemos que el 2 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de los Humedales, ya que se conmemora la fecha en que se adoptó la Convención sobre los Humedales en Ramsar, Irán. El episodio sucedió un 2 de febrero de 1971.

Este convenio es el primer tratado en el planeta relativo a la conservación y el uso racional de los humedales, al que mas de 160 países del mundo están adheridos. Argentina es una de las naciones firmantes, teniendo hasta el momento 22 humedales de importancia internacional que abarcan mas de 5 millones de hectáreas de superficie.

Actualmente se esta discutiendo el proyecto de ley de humedales en la Cámara de Diputados, el cual ya tiene media sanción en la Cámara de Senadores. El Gobierno de Cambiemos, tanto como el de Cristina y Néstor, llevan adelante una política de desprotección de estas áreas. Hay muchísima más superficie de humedales en Argentina, la cual no ha sido registrada ni declarada como sitio Ramsar.

Desde la Coordinadora por los Bosques Nativos de Buenos Aires explicaron que "en la provincia de Buenos Aires, la mayoría de los humedales se encuentran en estrecha relación con los bosques ribereños y talares de barranca de la provincia, en las costas del Río Paraná y de La Plata, desde Ramallo hasta la Bahía de Samborombón, de manera que no se pueden proteger los humedales sin proteger los bosques".

Asimismo, aseguran que "estos humedales recargan los acuíferos y forman las llanuras de inundación, y junto con los bosques, que son reservorios de biodiversidad y oxigenan el aire, constituyen una barrera natural ante la crecida de los ríos, previniendo posibles inundaciones".

Recientemente se sancionó la Ley de Bosques para la Provincia de Buenos Aires (la única provincia que hasta el momento no tenia legislada su masas boscosa). Se trata de una ley de carácter inconstitucional, regresiva y que está debajo de la Ley Nacional N° 26.331 de Bosques Nativos (una ley marco a la que deben atenerse las leyes de bosques de cada provincia). Esta ley se olvida de algunos bosques, y a otros les asigna valores de conservación bajos, habilitando desmontes y obras en zonas importantes biológicamente y cercanas a poblados y ciudades. De esta manera, se convierte en una ley que desprotege y amenaza los bosques al ser extremadamente permisiva porque le da a los grupos empresarios un poder corrosivo sobre nuestros territorios.

Los integrantes de la Coordinadora por los Bosques Nativos de Buenos Aires exigen que esta ley bonaerense "sea derogada a la brevedad". Al tiempo que arguyen: "No dejemos que estos espacios naturales de toda la población sean bastardeados para el relleno del bolsillo de unos pocos".

Fuente: Coordinadora por los bosques nativos de Buenos Aires
Martes, 31 Enero 2017 10:40

El taller del negro

Por
Foto: Gentileza de DiarioLaVentana.com
Por Silvia Marcet 
@silviamarc_ 
El testimonio de #ManuelaFernándezMendy me sacudió de principio a fin. Me hizo temblar de horror y sentir frío. Luego asocié su mensaje, su alegato final, la columna vertebral de su experiencia con algo que viví hace pocos años.

Iba camino al trabajo. Distraída, hice lo que no debía. Contesté un llamado a mi celular. No vi de donde salió, pero en un segundo estaba completamente acostada en el piso por causa del empujón y la posterior presión con que me sostuvo un chico que, supe después, quería robarme el teléfono. Grité porque pensé que muchos reaccionarían. Error.

Estaba en plena vereda de la fábrica de juntas para motores Taranto -Pasaje Jorge Newbery, a metros de calle España, 9 de la mañana- y los cincuenta hombres que estaban tras la reja, trabajando, observaron la escena como si fuera una más de una serie de Netflix. El ladrón estaba acompañado por otro, ambos en bicicletas. Esto pude saberlo cuando se alejaron. En el momento solo intentaba entender qué palabras me gritaban sin parar.

La teoría, los años, la experiencia, lo leído, lo escuchado, todo se torna insustancial en ese momento en que uno es como un animal tratando de medir el repentino cambio de escenario y de buscar la más eficaz vía de escape. Por suerte o causalidad, solo fue un robo menor - ni el bolso se llevaron-. Pero el pánico me duró semanas y jamás volví a caminar por allí.

Sí tengo que "agradecer" el legado de un estado de alerta y un radar más agudo para percibir expresiones faciales, posturas y comportamientos de posibles agresores callejeros. Y no hablo desde prejuicios, sino de experiencias tan reales como fueron los posteriores eventos de los que me salvé por "sospechar" con cuadras de anticipación.
Pero sin duda, la prenda más duradera y amarga es la sensación de desamparo. ¿Por qué tuvieron que tirarme al piso si podían arrebatar el celular de un solo golpe? ¿Por qué se ensañaban durante largos segundos si ya tenían lo que querían? Conjeturo que debo haber intentado correr.

Y la pregunta: ¿por qué no reaccionaron los múltiples testigos? ¿Por qué no hubo un grito, un gesto, un golpe con una herramienta sobre cualquier superficie, una acelerada de auto... algo?

A metros del lugar fluyen cada día cientos de personas, autos, taxis, remises, colectivos de línea rumbo al Centro Cívico. Personas que se bajan de ambulancias y camionetas ayudando a otras que van a ser atendidas en la Clínica Mercedario, policías que ayudan a convalecientes, médicos, vecinos, abogados, secretarios, dueños y clientes de quioscos y negocios, parientes, chicos que esperan el ómnibus en esa misma esquina. Todo un mundo de heridos que arrastra lentamente sus dolores rumbo a la ART cercana.

Precisamente desde el centro de salud colindante con Taranto me llegó este dato: más del 60% de las rehabilitaciones de manos, dedos y/o brazos que realizan sus traumatólogos tienen como causa el robo o intento de arrebato de carteras. ¿La mayoría de las víctimas? Mujeres.

Pasado el momento del robo, entré hasta donde pude en el patio de la empresa. Me miraban como si fuera menos novedosa que un perro husmeando por comida. Ni una palabra, menos aún un gesto. Les grité por qué no hicieron siquiera un ademán de reaccionar y qué pensaban al ver a una mujer totalmente tendida en el piso frente a dos adolescentes violentos. El cerrado silencio me hizo pensar en una política empresarial, escrita o no.

Los que pasaban por esa misma calle, parecían estar detrás de un muro dimensional.

Pensé en armar más escándalo, en ir a hablar con más personas, publicar, hacer algo, pero las ganas de llegar a mi casa a refugiarme fueron más fuertes.

No faltarán los chistes sobre el estricto objetivo del asalto. "Silvia ya no se cuece al primer hervor" , dijo un ex jefe muchos años antes del episodio en cuestión. En tren de típico humor micromachista, asequible tanto para el salón como para la ofi. ¿La razón? En el grupo de pasantes era efectivamente la más entrada en años. Tenía la friolera de 24. Y yo me reía con el grupo: jajaja. Un chiste más.

Entonces pienso en todas las mujeres y las niñas. Porque pensar en uno siempre es más fácil. Pero el problema es que hay otras. Y otros.

Pienso en lo que me dijo una vez una profesora sobre un de intento de rapto perpetrado por tratantes de personas, justo en las calles de nuestra mismísima ciudad de San Juan: en la Justicia Federal de Mendoza nos asesoraron muy bien, contó.

Siempre doy rienda suelta a estas conversaciones. Creo que pueden ser constructivas en múltiples sentidos. Que las famosas redes, ahora llamadas de "sororidad" o - para saltar el cerco del género, del grito solidario del barrio: "¡se incendia el taller del negro!" (Made in Argentina, 1987)- tienen que servir para mucho.

- ¿Existe algún patrón, algo que uno pueda saber para protegerse?, pregunté.
- Los especialistas nos explicaron: son cazadores, operan como tales: buscan presas fáciles, distraídas, frágiles y en horarios en que la ciudad está más adormecida, contestó.
Las gacelas más lentas de la manada, pensé.
Me sentí reconfortada por tener algo para usar, para contar. Me animo a asegurar que, al menos una vez en la vida, todas las mujeres hemos pasado por un momento similar. Y más de uno también. Pero la calma me duró un instante. Cuando mi hija sea adolescente los cazadores serán infinitamente más sagaces. Y entonces: ¿quién nos dará un dato tranquilizador? Y buscando, recordé: "en horarios en que la ciudad está más adormecida".

El problema no es solo la presa fácil que se distrae bebiendo agua del charco. Es la economía, estúpido. Es el miedo, es el cuidarse. Y reservar las energías para correr cuando aparezcan Garfunkel y Vanucci meta blin blin y armas de guerra.

Habrá que ver a qué temperatura se cuecen los que no se juegan por algo que no reditúe para su estricto metro cuadrado.

Me siento indignada por la falta de solidaridad, no ya de justicia. Pero también esperanzada con la posibilidad de que podamos comprender que la única manera de vencer al abuso contra cualquier parte débil de nuestra sociedad es metiéndose, siendo parte activa y no testigos mudos, cómplices del mal ajeno.

Guardo escondida una esperanza humilde, como dice el tango, sobre este tiempo de cambios: que no se dé un paso atrás en la conciencia lograda y que sí queden cercados hasta languidecer los chistes que contribuyen con cualquier tipo de bullying y los miles de arroyuelos de indiferencia que engordan el río del abuso contra toda porción débil de la sociedad.
Página 879 de 1184