Lunes, 25 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 25 Febrero 2020 19:39

El crimen de Fernando Báez abrió el debate en el Gobierno sobre la seguridad

Por El País Diario

En el Ministerio de Seguridad creen que hay que “regular” la actividad nocturna para erradicar este tipo de hechos violentos y criminales.

El asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell a manos del grupo de jóvenes rugbiers, a la salida del boliche Le Brique, obligó al Gobierno nacional a un análisis acerca del abordaje que deberían tener ese tipo de episodios que se repiten en distintos puntos del país, más allá de que no siempre culminen en una muerte, pero sí con víctimas gravemente hospitalizadas.

Si bien en el oficialismo consideran que este tipo de manifestaciones no apunta a ellos, el reclamo de Justicia que realizó Graciela Sosa, la madre de Fernando, la semana pasada durante un acto multitudinario frente al Congreso, sí creen que algo hay que hacer.

"Hay que regular la noche. Es necesario ir con una mezcla de flexibilidad y dureza a regular la noche pero sin imponer, porque cuando alguien impone los jóvenes buscan caminos alternativos", asegura una fuente gubernamental.

Lo cierto es que en algunas de las reuniones realizadas en el ámbito del Ministerio de Seguridad que encabeza Sabina Frederic, el tema se discutió. Se habló de la necesidad de delimitar el negocio de la noche y de quiénes son los actores.Consideran que los legisladores nacionales tienen que empezar a investigar quiénes son los patovicas, cuáles son los registros, la responsabilidad de los boliches y el negocio de la venta de alcohol, entre otros temas.

Pero en la cartera de Seguridad hay también otros objetivos. Por ejemplo, gestionar, sin levantar el perfil. Culpan a la gestión de Patricia Bullrich de tener un ánimo resultadista.

"Esa presión se la estamos sacando y los nuevos jefes lo entienden. Queremos resultados mas reales. No vamos a hacer un perfil sheriff. Es momento de bajar el perfil", subrayan a Clarín, fuentes de Seguridad.

Los voceros sostienen que en las encuestas con las que cuentan, la inseguridad está tercera o cuarta en las prioridades de la gente. "En cambio Berni y Patricia Bullrich trabajan para que esté primero", ironizan, diferenciándose de los perfiles del actual ministro de Seguridad bonaerense y de la ex titular de la cartera nacional. "Nosotros tenemos que trabajar para que el tema no pase del segundo lugar", agregan.

Algunas fuerzas federales, como la Prefectura Naval, quieren volver a su trabajo original, relacionado con las aguas. Por eso toma forma la posibilidad de que Puerto Madero quede en manos, a nivel seguridad, de la Policía de la Ciudad.

Desde la Nación argumentan que Puerto Madero está obsoleto de tecnología, en cambio la Ciudad cuenta con las herramientas necesarias. "Desde el punto de vista del resultado va a ser mejor, porque si haces un anillo digital no entra nadie", justifica un funcionario nacional.

No ocurre lo mismo con la Gendarmería, que está abocada al trabajo en las calles. Por eso, explican, en ningún momento habían pensado en sacar a los gendarmes de un área caliente como el conurbano bonaerense, tal como lo planteó Berni.