Jueves, 28 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 22 Diciembre 2019 10:46

Un exsubmarinista juntó regalos para los hijos de los tripulantes del ARA San Juan

Por El País Diario

Es una iniciativa que realiza desde 2017, año en que desapareció la nave marina. A pesar de que lo hace silenciosamente, su actitud volvió a ser noticia.

Corría diciembre de 2017 y Argentina y el mundo buscaba al ARA San Juan y a sus 44 tripulantes. Sin embargo, un exsubmarinista, que había prestado servicio en la Armada de Estados Unidos, no sólo pensaba en los 44 héroes, sino también en sus hijos, que pasarían una Navidad sin sus padres.

Fue así que junto a colegas, compatriotas y marinos de numerosos países organizó una colecta para reunir dinero y regalarle algo a aquellos niños, niñas y jóvenes descorazonados por la desaparición.

"El primer año hubo muchos argentinos que sintieron vergüenza de que nadie pensara en los niños, excepto yo, el estadounidense que tuvo la idea", contó Edward Michael a El País Diario.

En esa ocasión, juntaron unos 5.000 dólares a partir de la venta de réplicas de las gorras que utilizaban los submarinistas del navío, suma que dividieron en 59 tarjetas de regalos por 5.000 pesos cada una.

"Seguiremos dando regalos a esos niños siempre que podamos recaudar una meta mínima de 3.000 dólares", apuntó, al tiempo que agregó: "Lo más importante es que creo que realmente aprecian que alguien, cualquiera, recuerde a sus 44 héroes. Lo que ocurrió nos pudo haber pasado a cualquiera de nosotros".

La colecta se materializó con la colaboración de Paola Costantini, esposa del sonarista Celso Vallejo, que era parte de la tripulación del ARA San Juan: "Lo que hace Edward es admirable, porque además de colecta, se mantiene el contacto todo el año con nosotros", sostuvo la mujer.

"¿Cómo me siento cuando envío estos regalos tan lejos? Solo se sienten muy lejos físicamente, para abrazarlos y ver a los niños disfrutar de sus regalos en persona", manifestó el veterano Michael.

Aseveró también que "quizás los argentinos ahora entiendan que los submarinistas somos una hermandad única, que comparte el mismo conflicto a pesar de nuestros gobiernos: el mar".