Martes, 26 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 13 Octubre 2018 15:43

Maniac, la nueva serie llamada a convertirse en objeto de culto

Por Luis Mazzarello

Basada en una serie noruega, Netflix lanzó el pasado 21 de septiembre Maniac, una entrega  de 10 episodios con las excelencias protagónicas de Emma Stone y Jonah Hill.

Categorizada como comedia negra, está dirigida por Cary Fukunaga y escrita por Patrick Somerville. Maniac tiene todo lo necesario para convertirse en la nueva serie de culto de frikis y adictos a la ciencia ficción. Si bien la versión original pertenece a los nórdicos Hakon Bast Mossige y Espen PA Lervaag, la historia parece una novela surgida de la pluma del genial Philip K. Dick.

Transcurre en una irreconocible ciudad de Nueva York, en una línea de tiempo incierta, ya que las computadoras,  algunos modelos de autos y muchos accesorios pertenecen a la década del 80 pero también existen una gran cantidad de artilugios “futuristas”, como las maquinitas limpiadoras de excrementos de mascotas, sistemas de servicios personales estrambóticos, además de un entorno social alienado.

Los protagonistas atraviesan por situaciones dramáticas personales irresolubles y por consecuencias diferentes, culminan participando de un experimento para la creación de un psicofármaco que desplazaría para siempre a las terapias psicológicas. Plagada de sutiles referencias y guiños, la serie es un viaje a diversos escenarios temporales alternativos y las situaciones de comedia no afectan la seriedad  del drama por el cual transcurre la vida de los protagonistas.

Calificándola de obra de arte cuya exquisitez es lindante a lo Dickeano, tanto por el tratamiento de la historia como por su afinidad con el Gnósticismo (el universo es mente, y conociendo tu mente puedes transformarlo/te), recomiendo disfrutarla entregándose a sus aparentes arbitrarios recursos estéticos.