Sábado, 30 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Domingo, 20 Mayo 2018 13:28

Carlos Masoch: comienza todos los días

Por Luis Mazzarello

Carlos Masoch, artista plástico, actor, diseñador y hombre de radio, este año ha resucitado al Reverendo Douglas Vinci en Pop, como partner del legendario animal de radio Lalo Mir.

Pero de esta faceta, de las múltiples que presenta, no es de la que nos vamos a ocupar, sí de otras dos, en las que también descolla, la actuación y la pintura.

Su reciente participación en dos films de ficción lo colocan en la categoría (que si bien no alcanza en esta área aún un reconocimiento masivo, si lo es para entendidos) de los más altos actores de carácter del cine nacional, tal vez comparable a la figura de Harry Dean Stanton en Hollywood. Nos referimos a las películas La muerte juega a los dados y Mala fortuna, ambas del realizador Martín Riwnyj.

En un documental realizado por Pablo Doudchitzky, titulado El camino del perro, dedicado enteramente a su persona, podemos asomarnos a las obsesiones y lucha de Carlos, un artista plástico compulsivo, un espíritu intransigente, desconforme y honesto, cuyo derrotero se puede resumir en la frase por el mismo pronunciada: "no claudico, es mi camino".

Introducirse a la obra pictórica de Masoch es ingresar a un imaginario personal que no se despega del imaginario social, ya que toda ella está impregnada de simbología argentina, tanto histórica como actual. La sensibilidad masochiana conjuga aspectos melancólicos, nostálgicos y de feroz ironía. Cimentada en un dibujo virtuoso pero a la vez infantil, la obra de Masoch impacta por el clima inquietante que transmite, como escenas de sueños primordiales o mensajes del subconsciente que afloran para guiarnos, darnos algo a entender.

Todas las mañanas de su vida Carlos Masoch madruga, se ceba una mates y dibuja, pinta, trabaja. Proyecta un libro, un libro de imágenes, como los antiguos arcanos, que pronto asomará al mundo.