Jueves, 28 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Sábado, 04 Enero 2020 19:55

El día en que Sandro llenó el Madison Square Garden

Por El País Diario

El músico fue el primer latinoamericano en llegar al estadio neoyorquino. A diez años de su muerte, el Gitano es recordado con respeto por su larga trayectoria a nivel mundial.

"Señoras y señores, muy buenas noches, desde el Felt Forum del Madison Square Garden en la ciudad de Nueva York, asistimos al primer recital que vía satélite brinda un cantante en el mundo. ¡Aquí está el ídolo de América: Sandro!".

Con esas palabras, alrededor de las diez de la noche, Cacho Fontana presentó a Roberto Sánchez , el chico de Valentín Alsina, frente a la mirada de más de 5000 espectadores en el estadio neoyorquino, aquel 11 de abril de 1970.

Tras separarse de Los De Fuego, Sandro había tenido que tomar un vuelo a nivel personal . Tal es así que llegó a presentarse en el Festival Internacional de Viña del Mar, y comenzó a girar por diferentes escenarios de América. Sin embargo, la presentación en el Madison Square Garden representa mucho más para él de lo que imaginaba. 

El recital se vivió en directo por Canal 9 para toda Argentina. No era uno más: se encuentra en la primera transmisión que se realiza vía satélite de un show musical en vivo y en el mundo entero. Era orgullo nacional. 

A pesar del estado gripal que tenía, y el cansancio tras el exhaustivo rodaje de la película "Muchacho", dirigido por Leo Fleider, Sandro viajó a Estados Unidos para representar al país. "Fumó en exceso, sufrió muy poco antes de su debut. Antes del comienzo del primer recital se paseó de una parte a otra del camarín", resaltan las crónicas de la época.

De la mano de la orquesta de Jorge López Ruiz, el hombre de Valentín Alsina subió al escenario. La ovación resuena en todos los rincones del estadio, que eleva rápidamente la temperatura de la noche, la cual se extendería casi dos horas.

"Tengo" fue el clásico elegido para abrir el espectáculo, en el cual también está dos temas: "Se te nota" y "Te quiero tanto amada mía". Toda esa euforia se contagió y al día siguiente, cuando tuvo lugar la segunda presentación del músico en ese estadio, ya todos sabían esas piezas musicales.

"Quiero agradecer enormemente a todos ustedes que han estado aquí esta noche, quiero mandar un gran saludo para Argentina, Colombia, Chile, Venezuela, Puerto Rico y todos los países que nos están viendo. Un gran abrazo para todos, muchas gracias", dijo en el final del show.

Lo cierto es que, a lo largo de las dos noches, el estadio se rindió a sus pies. Aun así, él tenía su mente en la tierra: "No creo ser un ídolo, cuando pasen 30 años quizás lo sepa, ahora solo soy un cantante de moda, el público es el que decide", le dijo a la prensa tras ser consultado por el inminente éxito.

Al día siguiente, a las 9.30 de la mañana, Sandro volvió a la Argentina y en el aeropuerto de Ezeiza lo esperaba una multitud de fans. Es por eso que llegó al hall central e improvisó una conferencia de prensa para los presentes.

¿Qué representa el show de Sandro en ese lugar? en esa época, los artistas latinos no pisaban fuerte en el norte, por lo cual la elección fue de gran relevancia. Además, es considerado uno de los pabellones deportivos más importantes del mundo, por lo que estaba centrado en boxeo o diferentes eventos.

Luego de la presentación del cantante, le siguió Palito Ortega ese mismo año y también Carlos Monzón en 1975. Fue por eso que la presencia latinoamericana comenzó a crecer: "El 98% era todo latino. Entrar a Nueva York, por aquellos años, era como entrar en Roma", recordó Ortega.

Se lo conoce como Sandro de América. El título surge de uno de sus discos. Sin embargo, aquella noche realmente se consagró y fue Sandro de América. Ya no era solo argentino, ya no tenía fronteras. Era de todo el continente.