Domingo, 07 Junio 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 28 Mayo 2019 17:45

El Gobierno posterga la suba de impuesto a combustibles

Por El País Diario

La actualización impositiva debía regir desde el sábado 1 de junio. La decisión busca matizar el aumento de junio.

El Gobierno decidió postergar por un mes el aumento en los impuestos a los combustibles que debían regir desde el sábado 1 de junio, informaron fuentes oficiales.

De esta manera, la Secretaría de Energía que conduce Gustavo Lopetegui espera moderar la suba en las naftas previstas para el sábado. Los aumentos estipulados se recortarían en alrededor de 1,5 puntos porcentuales, de acuerdo con las estimaciones del Ejecutivo.

Como es habitual, con el cambio de mes las petroleras remarcan los precios de los combustibles para que estos vayan acompañando las fluctuaciones del dólar.

Si bien el tipo de cambio estuvo relativamente calmo en mayo, las grandes compañías pasan a precios en tandas la suba del dólar de marzo, del orden del 10%. Entre el 80 y el 90% de los costos del sector están dolarizados y atados a la cotización internacional del precio del crudo.

Según fuentes del sector, el aumento de junio rondaría entre 3 y 4%. Además de la variación del tipo de cambio, este mes el Gobierno aumentó el precio del biocombustible, que impactará en los surtidores.

Cada tres meses, dos impuestos se actualizan al ritmo de la inflación: el impuesto a los combustibles líquidos y el que grava las emisiones de dióxido de carbono. Según las previsiones de las petroleras, el incremento que estaba previsto para junio, y que ahora se corre para julio, agregaría entre 2 y 2,5% de piso de aumento a los combustibles. A eso debería sumarse el traslado a precios de la devaluación del peso.

En marzo, el Gobierno había decidido desdoblar en dos la actualización del impuesto. Una parte rigió desde ese mes y la otra mitad, en abril.

Según fuentes de las petroleras, los precios de las naftas se encuentran alrededor de 20 por ciento retrasados. Las empresas trasladan a los surtidores las fluctuaciones del dólar en partes, cercadas por la baja de la demanda de combustibles. En el sector estiman que el expendio de naftas caerá 2,8% este año, mientras que el de gasoil crecerá marginalmente por el impacto de la cosecha.

En mayo, los combustibles aumentaron entre 4 y 4,5%. En abril habían subido otro tanto. Las empresas suelen esperar que YPF mueva los precios, ya que detenta más de la mitad del mercado. Cuando no lo hicieron, luego acomodaron sus precios a los de la principal petrolera del país. Ocurrió con Raízen, Shell, en abril, que había subido 9,5% los precios y luego retrotrajo a la mitad, y con Axion en mayo.