Lunes, 25 Mayo 2020
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 10 Marzo 2020 23:31

Boca sigue de fiesta: goleó a Independiente de Medellín por la Copa Libertadores

Por El País Diario

En un partido vibrante que terminó 3 a 0 en La Bombonera, hubo dos goles de Salvio, a los 35 minutos del primer tiempo y a los 12 del segundo tiempo. Amplió Reynoso de tiro libre, a los 27.

Al menos en lo anímico, llegaba con viento en la camiseta Boca después de haberle arrebatado el título de la Superliga a River tan solo 72 horas atrás. Pero bien se sabe que en el fútbol se suele pagar un precio por los partidos de alto compromiso emocional, como fue el del sábado ante Gimnasia, y los de Russo parecieron sufrir en el primer tiempo contra el DIM ese desgaste.

Si bien Boca intentó imponer las condiciones desde el comienzo, como es habitual en los compromisos por Copa Libertadores en la Bombonera, fue DIM el primero en llegar a fondo, con un desborde de Castro que controló Andrada.

Fue el primer indicio de un trámite en el que el equipo de Russo controlaba mejor la pelota pero la pasaba muy mal cada vez que su rival, que mostraba jugadores de buen pie, lograba coordinar sus intentos ofensivos. Como a los 29, cuando un remate de Castro, mano a mano contra Andrada, salió rozando el palo izquierdo del arco.

Pero a los 35 minutos volvió a quedar claro que Boca vive un momento dulce. Cuando no encontraba los caminos, el colombiano Frank Fabra dibujó una gran jugada por el lateral izquierdo y lanzó un centro precisó al área que Salvio conectó de cabeza a la red para que la Bombonera volviera a festejar.

El gol partió en dos el partido. Porque los colombianos sufrieron el impacto y sobre todo Boca empezó a palpitar que se venía otra historia dulce para encarrilar una Copa que, con el empate en Caracas, no había comenzado de la mejor manera.

Ya en el complemento, el equipo de Russo fue el que marcó las condiciones mientras el DIM trataba sin éxito de recomponer esos circuitos que tan bien le habían funcionado en la primera media hora de partido. Por eso, no sorprendió que llegara un nuevo impacto para que Boca agrandara la diferencia.

A los 12 minutos, Villa desbordó por enésima vez y, a diferencia de otras ocasiones, consiguió sacarle provecho al enorme espacio que había generado. Sacó un centro raso que terminó en los pies de Salvio, que con definió con tranquilidad, llegó al doblete y disparó el segundo grito en la noche de la Boca.

A los 23, el recién ingresado Bebelo Reynoso le puso cifras de goleada a la noche cuando clavó en el ángulo un tiro libre. Como para terminar de demostrar que para Boca la dulzura del momento tardará unos cuantos días más.